Martes, 1 Noviembre, 2011 - 19:32

Una administrativa desvió pagos por más de $ 1 millón a su cuenta, la empresa la descubrió y hoy quedó detenida

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Grupo Agros, una empresa comercializadora de insumos para el agro, con sede en el centro de Resistencia, descubrió pagos irregulares en su estado contable. Una de las encargadas de pago a proveedores, según descubrió la investigación, fue la que depositaba los cheques emitidos irregularmente en su cuenta. Quedó detenida hoy y buscan a otros implicados.

Se trata de una empresa que comercializa insecticidas y otras soluciones para el agro, con sede en avenida 25 de Mayo al 400.



La jefa de proveedores fue la primera en notar la primera irregularidad en agosto. Alguien había usado su clave para realizar un anticipo de dinero, supuestamente para la empresa Petrobras, con la que Grupo Agro no realizaba transacciones comerciales desde hacía dos años.



A partir de este hecho, el jefe contable de la empresa inició una investigación interna y detectó que la situación se repetía con tres supuestos proveedores, a los que se les había habilitado pagos de manera irregular, pues no existía contrapresatación alguna.



Solamente cuatro empleados de la empresa estaban habilitados para realizar pagos a proveedores, cada uno con su correspondiente clave y proveedores designados.



A partir de la investigación que realizó la propia empresa sobre su situación contable, se determinó que habían sido pagados irregularmente $ 1.041.678, por lo que se inició una causa por supuesta defraudación. Intervino en el caso la fiscalía de Investigación Penal Nº 11.



Desde la fiscalía constataron que se habían emitido cheques por el monto establecido y que estos habían sido desviados de destino, es decir, las supuestas empresas proveedoras no recibieron pago alguno. Se solicitó a los bancos emisores de los cheques que informaran en qué cuenta habían sido depositados y de esta manera pudieron descubrir a la autora de la estafa, una de las empleadas que tenía acceso al sistema de pago a proveedores.



La mujer, de 38 años, fue detenida hoy en la calle y alojada en el Centro de Mujeres del Servicio Penitenciario Provincial. Mientras tanto la investigación continúa para determinar otros posibles partícipes.