Martes, 1 Noviembre, 2011 - 16:39

Capacitaron a policías en prevención de violencia de género

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Dirección de la Mujer capacitó en Barranqueras sobre el “Protocolo de Intervención ante un Caso de Violencia Contra la Mujer”. Participaron del curso más de 200 efectivos policiales.

Entre las autoridades presentes, del acto de apertura realizado en el SUM del “Centro Cultural la Flota”, se encontraban el subsecretario de Derechos Humanos, José Luis Valenzuela; la subsecretaria de Gestión y Articulación Interinstitucional, Natalia Luque; y la encargada de la Dirección de la Mujer, Silvina Canteros; la jueza de Faltas, Sandra Saidman del Juzgado de la ciudad portuaria; y la intendenta de Barranqueras, Alicia Azula y el comisario de la Comisaría 1ª de mencionado municipio, Santiago Acosta.



El objetivo de la formación, es el de promover una eficiente intervención institucional para la atención de las víctimas, valorizando los derechos de las mujeres. Los ejes de la formación rondaron en torno a la legislación aplicable como ser la Ley Nacional N°26.485 y de las normas locales vigentes, los conceptos de violencia y sus tipologías, como ser violencia física, simbólica, institucional, psicológica, doméstica, familiar, sexual, de género, entre otras.



Asimismo, se trabajó sobre la mirada de la víctima y su círculo de violencia, las características principales del agresor, de la víctima y la reparación integral que cabría. Luego de la introducción, se instruyó acerca del protocolo de actuación policial ante situaciones de violencia contra las mujeres según la Ley N°6.548, el modo de atención y de auxilio a la víctima y la responsabilidad del funcionario policial.



El equipo interdisciplinario de la Dirección de la Mujer instruyó a los presentes, acerca de los trámites a seguir en las causas judiciales según jurisdicción, y sobre la modificación del Código de Faltas que permite a los jueces librar la orden de detención inmediata del victimario. El Código en su Artículo 61 estipula, que el Juez de Faltas o Juez de Paz con competencia en Faltas podrá ordenar en cualquier instancia del proceso la prohibición del acercamiento del presunto agresor al lugar de residencia, trabajo, estudio, esparcimiento o a los lugares de habitual concurrencia de la víctima.



Además, explicaron que podrá ordenar al presunto agresor que cese en los actos de perturbación o intimidación que realice directa o indirectamente hacia la víctima. Asimismo, podrá establecer la restitución inmediata de los efectos personales de la víctima, si ésta ha sido privada de los mismos, prohibir al presunto agresor la compra y tenencia de armas y ordenar el secuestro de las que estuvieren en su posesión.



También podrá proveer las medidas conducentes a brindar a quien padece o ejerce violencia, cuando así lo requieran, asistencia médica o psicológica, a través de los organismos públicos y organizaciones de la sociedad civil con formación especializada en la prevención y atención de la violencia familiar; como ordenar medidas de seguridad en el domicilio de la presunta víctima.



Por último, ordenar toda otra medida necesaria para garantizar la seguridad de la presunta víctima, hacer cesar la situación de violencia y evitar la repetición de todo acto de perturbación o intimidación, agresión y maltrato del agresor hacia la presunta víctima; y decidir el reintegro al domicilio de la presunta víctima si ésta se había retirado, previa exclusión de la vivienda del presunto agresor.



TRABAJO CONJUNTO



En la oportunidad, la intendenta comunal, Alicia Azula considero al trabajo como mancomunado; “en este momento estamos trabajando en un proyecto para crear el Área de la Mujer, con un equipo interdisciplinario que la pueda contener, asesorar, que pueda hacer un trabajo de seguimiento y llegar más allá del núcleo de la familia para ver cómo podemos solucionar ese tema”, señaló.



También resaltó que se hace mucho hincapié en la necesidad de recuperar la familia como núcleo de la sociedad, que vuelva a establecer sueños, valores, “va a permitir construir una sociedad mejor”, expresó la funcionaria municipal en la ocasión.



A su turno, Valenzuela destacó que la iniciativa – que surgió de la Dirección de la Mujer a cargo de Silvina Canteros y es la prolongación del lanzamiento realizado en el Guido Miranda-, ya que se trata de establecer una nueva agenda, no solo en cuanto a la capacitación en derechos humanos sino también en cuanto al contenido.



“Queremos rescatar a la policía que durante mucho tiempo fue un servicio de ocupación más que un servicio de atención a la comunidad; el objetivo no es atar las manos a los policías, sino dar a la policía el límite hasta dónde ellos pueden actuar”, aseguró.



A su vez, resaltó “felizmente hay una predisposición, tanto de la policía como del Director del 911 y del Subsecretario de Seguridad, para que esta política de capacitación se lleve a cabo. Pretendemos con esto, garantizar los derechos humanos de la víctima y garantizar a su vez el derecho al empleo que tiene el policía. Porque al no tener capacitación, se pone nervioso ante denuncias de violencia y se pierde el protocolo de acción”, finalizó.



PROTECCIÓN INTEGRAL CONTRA LA VIOLENCIA



A partir del dictado de la Ley N°26.485 de Protección Integral Contra la Violencia, se establecen nuevas prácticas legales de actuación policial. Por lo tanto las víctimas tienen mayor protección y nacen nuevas responsabilidades de los funcionarios policiales de la fuerza pública, al momento de actuar. La policía no solo tiene el deber de prevenir el delito y reprimir sino también ser un colaborador de la justicia y un servidor público, y en esa función de servidor público es un agente muy representativo de la sociedad.



“Debido a la atención que hace la policía a las víctimas, por ser quienes toman los primeros contactos en las emergencias, necesitan de técnicas, de capacitación, de concientización e información no solo en cuestiones teóricas sino en ir a las prácticas y ver cómo puede colaborar”, aseveró Canteros.



ACTIVIDADES PREVISTAS POR EL DÍA DE LA NO VIOLENCIA



Asimismo, la funcionaria provincial explicó que la violencia por ser un fenómeno social y cultural, tiene diversos ámbitos dónde se debe hablar y desnaturalizar. Es así que para el 3 y 4 de noviembre se planteo una convocatoria que se llama Campaña de Lazo Blanco, donde se trata de fomentar una nueva forma de masculinidad no violenta.



“Es decir replantearse el rol, la conformación del género masculino a través de maneras que no sean violentas y sean respetuosas además de los derechos humanos”, resaltó.



Detalló que posteriormente se realizará una capacitación para periodistas, para poder darles herramientas y conceptos para que pueda abordar las noticias que tengan que ver con la temática de género y violencia. Para tal efecto, fue convocada los integrantes de Artemisa, que es una ONG de periodismo, que es parte de la Red de Periodismo de Género, actividad que será el día 14 de noviembre.



Asimismo, la Directora de Mujer estimó que, tal vez, la de mayor convocatoria va a ser la marcha de 260 hombres contra la violencia, que también se pretende realizarla en la provincia. La convocatoria que realiza el Consejo Nacional de la Mujer junto con una ONG a la cantidad de hombres en virtud de las 260 mujeres víctimas de femicidio del año pasado. “Los 260 hombres convocados son referentes sociales, culturales, deportivos, que van a asumir un compromiso por escrito de rever conductas violentas del género masculino”, finalizó la funcionaria.



Saidman estimó que es fundamental la capacitación de quién atiende a la víctima en un primer momento, ya sea en el centro de salud o en la comisaría. “Por eso están convocados los oficiales y los comandantes de guardia”, explicó y resaltó que la modificación del código de faltas dará una mano muy importante para poder auxiliar a las mujeres víctimas. “Esta modificación es fundamental y creo que es prácticamente única en el país, acompañando la infraestructura del Poder Judicial”, consideró.



“El protocolo de actuación policial establece que preferentemente quien atienda a la víctima sea mujer”, remarcó la magistrada y describió que eso por ahora es imposible. “La idea es que el policía varón esté capacitado y sepa que la denuncia por parte de la víctima implica un doble desafío, por un lado poner en conocimiento de la autoridad lo que está pasando y por otro es un pedido de ayuda; así que debemos estar a la altura de las circunstancias, tanto la policía como los jueces y los sistemas de asistencia a la víctima”, comentó y aseguró que por esto es fundamental coordinar el trabajo para ver de qué forma va a paliar esta situación.



Por último, Luque, mencionó que se trata de "una medida muy importante para poder articular las acciones con varios organismos y que las medidas contra el agresor sean realmente efectivas”. Afirmó que están todas las Leyes para hacerlo, y una medida que establece el Código de Faltas que permite la expulsión momentanea para el agresor y el arresto hasta 30 días.



El equipo interdisciplinario de la Dirección de la Mujer que se encargó de la capacitación estuvo compuesto por las abogadas Patricia Fernández Longoni y Mirtha Bejarano, la asistente social Mariel Soler y la licenciada en psicología Ana Méndez.



Por otra parte hoy martes 1 de noviembre, a las 10, se lanza el calendario de actividades previstas por el "Mes de la NO violencia contra la Mujer", organizado por la Dirección de la Mujer del Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos.