Martes, 1 Noviembre, 2011 - 12:27

Una situación que se fue de las manos, y las patas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En un mismo hogar pueden convivir humanos y animales. Los chicos entablan un vínculo especial con las mascotas y en todas las familias se suman las anécdotas de perros y gatos que fueron protagonistas de curiosas situaciones. En este caso, la disputa se centra en un plato de comida que anhelaban tanto el bebé como el ovejero alemán.

El perro estaba muy concentrada disfrutando de su alimento, el cuál también era anhelado por el bebé. La secuencia se da como un “Dame a mí”. “No dame mí”. “Estoy comiendo yo”. “Pero ya también quiero”.



Siempre con el respeto que en muchas ocasiones no se presenta en personas adultas.