Lunes, 31 Octubre, 2011 - 11:11

Intendentes de la UCR intentan impulsar al santafesino Barletta para dirigir el partido

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El próximo sábado los intendentes radicales ganadores, encabezados por el cordobés Ramón Mestre, se reunirían para establecerse como un grupo de poder a la hora de la toma de decisiones dentro del partido. Según medios nacionales la intendente Aída Ayala participará del encuentro. Si ello ocurre el nuevo mosaico partidario se pondrá interesante ya que ello implicará que se ubicará en la vereda de enfrente en la que está parado Ángel Rozas, a quien los alfonsinistas podrían impulsar como nuevo titular en reemplazo de Ernesto Sanz.

Nadie arriesga hasta el momento a confirmar nombres, pero entre un grupo de intendentes “ganadores”, quien suma adhesiones es el todavía intendente de Santa Fe, Mario Barletta, quien además es uno de los sugeridos por Sanz para sucederlo. Desde el alfonsinismo, en cambio, mencionan al jujeño Gerardo Morales, a Ángel Rozas o al propio Alfonsín.



Entre los nuevos dirigentes que intentan empezar a tener preponderancia a la hora de tomar decisiones, figura el intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre. En ese contexto, los intendentes encabezados por Mestre se reunirán el próximo sábado 5 en Tanti, Córdoba.



Participarán los mendocinos Víctor Fayad y Alfredo Cornejo, los bonaerenses Gustavo Posse, Mario Meoni y Héctor “Cachi” Gutiérrez, el neuquino Horacio “Pechi” Quiroga, el santafesino José Corral. También está invitada la intendente de Resistencia Aída Ayala entre otros tantos lideres que salieron victorioso en los últimos comicios.



Desde el mismo domingo 23 de octubre, cuando Ricardo Alfonsín con el 11,5% de los votos quedó tercero en las elecciones presidenciales, la Unión Cívica Radical se encajonó en una interna por la renovación de autoridades. El proceso se acelera ante el vencimiento del mandato de Ernesto Sanz el 5 de diciembre próximo.



Además del habitual cambio de autoridades, algunos dirigentes impulsan otras modificaciones en la estructura partidaria. Por ejemplo, se estudia la elección de autoridades por el voto directo de los afiliados, la caducidad y convocatoria a elecciones de delegados en todas las provincias de manera simultánea y la constitución de una Comisión de Acción Política, integrada por distintos referentes que no necesariamente tengan cargos internos.



“Hace falta una renovación dirigencial muy profunda, los intendentes tienen que jugar un rol protagónico porque demostraron una real vocación de poder”, sentenció Mestre esta semana.



Desde este grupo plantean una modificación de la Carga Orgánica para que pueda acceder a la presidencia del partido un dirigente que no forma parte del plenario de delegados del Comité Nacional.



Actualmente, el presidente se elige entre los miembros de la asamblea de delegados, integrada por 102 representantes, cuatro por cada provincia más dos de la Franja Morada, dos de la Juventud Radical y dos de la organización de trabajadores radicales (hoy en día son 98 porque Santiago del Estero está intervenida). La idea que más consenso parece encontrar es la elección de las autoridades del Comité Nacional por vía del voto directo de los afiliados.



Las modificaciones deben ser aprobadas por la Convención Nacional, que está convocada para el 18 y 19 de noviembre, pero que no tiene estos puntos en su temario. Una de las opciones es elegir un presidente interino hasta que se concrete la reforma.



EL TERCER SECTOR

En medio de los cruces que eran vox populi –y que este fin de semana se hicieron públicos– entre Ricardo Alfonsín, por un lado, y Ernesto Sanz y Oscar Aguad por el otro, los pocos dirigentes radicales que pueden mostrar una buena cosecha electoral quieren terciar e imponer un nombre propio para conducir el partido. En una especie de “club de ganadores”, impulsan la candidatura del todavía intendente de la ciudad de Santa Fe, Mario Barletta, para presidir el Comité Nacional de la UCR a partir de diciembre.



El intendente electo de Córdoba, Ramón Mestre, y el reelecto de Mendoza, Víctor Fayad, son las cabezas visibles de esta nueva alianza que busca abrir el partido a la conducción de dirigentes con gestión que produzcan una renovación y muestren que el radicalismo “está en condiciones de gobernar”, según dicen.



Barletta, representaría al dirigente con gestión exitosa, con posibilidades de volcarse tiempo completo a la conducción del partido y que, junto a su sucesor, lograron retener la ciudad para el partido. Pero además, de acuerdo a lo que dejaron trascender los dirigentes del radicalismo santafesino, nacionalizar el perfil de Barletta le permitiría comenzar a disputar espacio dentro de la oposición a la figura de Hermes Binner. Desde varios espacios radicales analizan que el Frente Amplio Progresista sumó puntos basado en la experiencia de gobierno del socialista.
Fuente: 
Infobae.com-Diariobae.com