Domingo, 30 Octubre, 2011 - 09:54

Cobró $ 1.500.000
Embarazada fue infectada de VIH en una transfusión en 2006, resarcida en 2009, y ahora abren la causa penal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Nueva instancia de acusación para los profesionales médicos de Hemoterapia del hospital San Roque de Paraná, Entre Ríos, acusados de haber infectado de VIH a una mujer embarazada de ocho meses, después de una transfusión de sangre. El caso data de 2006, la víctima fue resarcida en 2009 con $ 1.5 millones, y ahora se abre la causa penal.

La justicia de Entre Ríos avanzará este lunes en una nueva audiencia en el juicio que inició una mujer que en 2006, cuando estaba embarazada, recibió una transfusión de sangre infectada con VIH en el hospital San Roque de Paraná.



La mujer, cuya identidad se mantiene en reserva y que tiene actualmente 32 años, cobró en noviembre de 2009 un resarcimiento de 1,5 millones de pesos por parte del Estado provincial en el marco de la demanda civil pero ahora se realiza el juicio penal contra los dos profesionales que no controlaron la calidad de la sangre.



El juicio se desarrolla desde hace una semana ante la Cámara del Crimen de Paraná que integran Miguel Ángel Giorgio, Hugo Daniel Perotti y José María Chémez.



En septiembre de 2006, un joven de Concordia de 18 años donó sangre -que después se supo, estaba infectada- para una familiar internada en el hospital de niños San Roque. Días después, se utilizó esa sangre para una transfusión a una mujer que tenía problemas en su embarazo de ocho meses.



En la causa están imputados dos integrantes del servicio de Hemoterapia del hospital San Roque, el médico Ricardo Alcain y la bioquímica Gabriela Coronel Campaña. Alcain fue acusado por presunta omisión de deberes de funcionario público y abandono de persona al no haber advertido al dador que era portador de HIV ni a la embarazada sobre el riesgo que corría, mientras la bioquímica fue imputada por lesiones culposas, dado que se la acusa por no haber realizado correctamente las inscripciones y los controles en los libros.
Fuente: 
Agencia DyN