Sábado, 29 Octubre, 2011 - 17:11

"Los Gordos" renuevan su embestida contra Moyano para que apure su salida de la CGT

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Dirigentes disidentes de la CGT, los llamados "Gordos", renovaron este sábado su embestida contra Hugo Moyano para que el jefe camionero apresure su alejamiento de la cúpula de la central obrera, cuyo mandato vence en julio del 2012.

"Una bocina de avión está de más y así está" el jefe cegetista, arremetió esta mañana el secretario general del sindicato de Luz y Fuerza, Oscar Lescano. 



Desde el moyanismo, el jefe del sindicato de Bragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, admitió que "hay un sector" sindical que quiere desplazar al camionero de la sede de Azopardo pero dijo "no" creer que el Gobierno nacional "esté empeñado" en la misma actitud.



La evaluación de Schmid -integrante del consejo directivo de la CGT- se diferenció de la opinión de Pablo Moyano, quien ayer admitió que desde "algún sector" de la Casa Rosada "no lo quieren" a su padre e impulsarían un recambio en la conducción de la organización gremial para marzo próximo. De todos modos, Pablo Moyano, secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, ratificó el alineamiento de la CGT con el Gobierno de Cristina Fernández. La tensión entre la administración kirchnerista y la central obrera se reavivó luego del público reclamo de Moyano para avanzar en el proyecto de reparto de las ganancias empresarias entre los trabajadores y el incremento del mínimo no imponible. 



A esto se suman los permanentes ataques del sector del sindicalismo disidente -los llamados "gordos"- contra Moyano, a partir de la prédica de Lescano o de Armando Cavalieri, del gremio de los mercantiles. Para el dirigente de Luz y Fuerza, no se puede esconder el cortocircuito entre la CGT y el oficialismo. 



"No podemos negar que hay una disputa, un corte de diálogo", sentenció Lescano y advirtió que "si cortás el diálogo, no tiene con quién reclamar" las demandas a favor de los trabajadores. 



Por su parte, el abogado de la CGT y diputado kirchnerista Héctor Recalde remarcó que "el mandato del consejo directivo termina en julio del año que viene y no creo que haya un golpe desplazando a la conducción". 



"El mandato se va a cumplir íntegramente y Moyano asume con total responsabilidad del mandato que le han dado los trabajadores para responder a sus intereses", añadió.

En diálogo con radio El Mundo, Recalde también sostuvo que desde la CGT "no hay un cambio en la relación (con la Casa Rosada) pero hay roles distintos durante la presidencia de Néstor (Kirchner) y de Cristina" Fernández. 



"El que lo conoce a Moyano sabe que lo que no le gusta es ser servil, no es un hombre fácil en sus convicciones. Estuvo en el acto de clausura al lado de (Julio) De Vido apoyando su reelección. Si quieren lograr una fractura entre el movimiento obrero y el Gobierno, van a chocar de cabeza contra la pared", advirtió. Moyano finaliza su mandato al frente de la CGT a mediados de 2012, pero Lescano propicia una salida anticipada porque ante la supuesta falta de diálogo con la Casa Rosada, aventuró, "van a quedar un año pendientes" los distintos reclamos planteados. 



Schmid, a su turno, reconoció que "hay un sector del movimiento sindical que lo quiere desplazar (a Moyano) y hay otro sector que pretende que esto se discuta, apuntalando que siga en ese lugar" frente a la CGT. 



Sin embargo, dejó afuera al kirchnerismo de este movimiento: "No creo que en esto este empeñado el Gobierno nacional. Con semejante aval de votos se va a poner a discutir la interna de la CGT", subrayó. 



El dirigente cegetista justificó las demandas sindicales: "Una central obrera está para hacer reclamos, propuestas y también conciliaciones de intereses", afirmó.

"La misma Presidenta habla de los roles y el papel que tienen que cumplir los actores dentro de la democracia", aseveró el líder gremial.
Fuente: 
DyN