Jueves, 27 Octubre, 2011 - 13:05

Correo de nuestros lectores
¿Por buen camino?

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Las elecciones pasaron y ratificaron con su resultado lo que ya las primarias habían confirmado. Cristina continuaría en La Rosada. Mientras tanto en su corazón había cumplido con la promesa hecha a su ex marido: "Te prometo que no te voy a defraudar", le dijo a un Néstor Kirchner yacente.

Hoy a un año de su desaparición física su Mito se levanta con firmeza desde su sepultura faraónica, criticada y rechazada por muchos, admirada por otros. Quizás si la muerte no hubiera intervenido, la formula ganadora hubiera sido Kirchner-Kirchner.



Aquel aire venido del sur que va por su tercer periodo de gobierno, y que hoy lo continúa Cristina con todo el poder puesto en sus manos, porque el pueblo así lo decidió, continuará con el modelo armado e ideado por él. Pero que ahora es ella quien ha demostrado que aquella estructura política, económica y social que era la base del proyecto de gobierno de Kirchner.



Es su administración -la de Cristina- la que mantiene el equilibrio que sostiene al país a pesar que flotamos sobre un mundo en turbulencia. Nadie sabe como sigue esto, ya que ni su gabinete atado a sus decisiones tiene idea que pasará después del 10 de diciembre. En tanto la oposición en minoría tendrá que hacer mucho ruido en un Congreso con mayoría K, que tiene quórum propio.



Para colmo la crisis que comienza a abrir fisura en nuestra fortaleza blindada. Vemos que van bajado las reservas diariamente para mantener el precio del dólar. Además de los pagos del vencimiento de la deuda publica, que también se pagan con las reservas.

Asimismo, mediante el Dto 1722 dispuso" Restableces la obligatoriedad del ingreso y negociación en el mercado de cambio de la totalidad de las divisas provenientes de operaciones de exportación de petróleo, crudo, sus derivados, gas y empresas mineras" dicen que es "por razones de equidad" o ¿será esta una manera de inyectar dólares al mercado?



El problema de la inflación también esta haciendo su efecto internamente y ya comienza a preocuparnos a todos. El aumento de los subsidios a los servicios publico y al transporte que traerá aparejado el año próximo un aumento en el gasto público. Lo que seguramente habrá que buscar soluciones rápidas que modifiquen lo que en el modelo hasta ahora le fue favorable al gobierno.



Los datos del mes de septiembre reveló un aumento no esperado del gasto público.

Vemos que algunas empresas importantes han detenido su producción y suspendido personal, otras no tan importantes han cerrado directamente. Pero también se hablan de inversiones extranjeras en la industria automotriz y en tecnología. El gobierno piensa al respecto generar inversiones al sector privado industrial y así fomentar su desarrollo.



La mirada hacia el exterior tampoco son buenas y los pronósticos asustan, esto hizo que los precios del maíz, de la soja y el trigo este miércoles bajaran su cotización.

Mientras tanto en el gobierno se mueven las fichas para armar el gabinete. Y los ciudadanos nos mantenemos con una mirada puesta en la crisis y con la esperanza que el rumbo que traza el gobierno nos lleve por buen camino. 



(*) [email protected]