Jueves, 27 Octubre, 2011 - 11:09

Lomas de Zamora
Nene de 11 mató de una puñalada a otro de 12

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Le dio un puntazo en el torax en la puerta de su casa. Dijo estar “cansado de que lo molestara” y mató a su vecino que vivía en su misma cuadra en el barrio de Villa Fiorito, en Lomas de Zamora.

Un niño de 11 años mató de un puntazo en el tórax a otro de 12 que vivía en la misma cuadra porque lo molestaba, en la localidad bonaerense de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, informaron fuentes policiales.



El hecho ocurrió cerca de las 20.30 de anoche frente a una vivienda ubicada en Conesa, entre Ginebra y Bucarest, en esa localidad del sur del conurbano, y el niño fallecido fue identificado por la policía como Sebastián Ariel Merlo (12), quien murió mientras era atendido en un hospital de la zona.



Según las fuentes policiales, todo comenzó cuando el nene de 11 años -de quien no se proporciona su identidad por cuestiones legales- se hallaba conversando y jugando con otro amiguito y dos chicas en la puerta de su casa.



En ese momento, pasó por el lugar Merlo, quien vivía en la misma cuadra que su víctima y se conocían desde hacía mucho tiempo, insultó y escupió al niño de 11 y a sus amigos.



"Según nos cuentan los vecinos, el niño fallecido habitualmente molestaba al otro. Lo cargaba, le pegaba, lo escupía...lo tenía de punto. Esta situación no era nueva, sino que venía de antes", dijo a Télam un jefe policial que participa de la pesquisa.



Cansado de escuchar los insultos y las cargadas delante de sus amigos, el niño ingresó a su casa, se dirigió a la cocina y agarró un cuchillo tipo Tramontina, con el cual regresó a la calle.



Casi sin mediar palabra, el menor le clavó un puntazo a Merlo en el tórax a la altura del corazón y lo dejó malherido.



Otros vecinos que observaron lo que pasaba, llamaron inmediatamente a la policía y a una ambulancia que lo trasladó a un hospital cercano, donde finalmente murió como consecuencia de la herida y la pérdida de sangre.



"Es que el cuchillo afectó el corazón del niño y le provocó la muerte en forma casi instantánea", dijo el vocero policial consultado.



En tanto, el niño agresor fue trasladado a una comisaría junto a su madre y quedó a disposición de un fiscal del Fuero Penal Juvenil, aunque por su edad no puede ser imputado de ningún delito.



"Por el momento tomamos todos los recaudos necesarios para proteger al chico de 11 años. Lo llevamos junto a su madre a otra comisaría para evitar posibles agresiones por parte de la familia del fallecido", explicó el jefe policial.



Además, la casa en donde ocurrieron los hechos fue protegida por un grupo de policías para prevenir incidentes.



Policías de la comisaría de Villa Fiorito allanaron la casa del chico agresor y secuestraron el cuchillo utilizado para matar a Merlo y esta mañana buscaban nuevos testigos presenciales del hecho.
Fuente: 
DyN; Télam