Jueves, 27 Octubre, 2011 - 07:45

Un nuevo terremoto en Turquía y la cifra de muertos llega a 523

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un sismo de 5,4 grados en la escala de Richter hizo temblar una vez más la provincia de Hakkari. El domingo pasado, el temblor fue de 7,2 grados. Hay más de 1.600 heridos.

Un terremoto de 5,4 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió hoy la provincia de Hakkari, en la frontera turco-iraquí y al sur de Van, donde el pasado domingo se registró otro de 7,2 grados que ya causó 523 muertos.



Según registró el Centro Sismológico Kandilli de la Universidad del Bósforo, el nuevo sismo se produjo a las 5.04 GMT con epicentro en la localidad de Dilekli, en el distrito de Yüksekova, donde el Ejército turco llevó a cabo hasta hoy una operación contra el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).



El hipocentro del terremoto se registró a 18,3 kilómetros de profundidad, bastante más que el del domingo, que se produjo a 5 kilómetros de la superficie.



Durante la noche se registraron decenas de movimientos sísmicos en la provincia oriental de Van, aunque por el momento ninguno sobrepasó los 4,4 grados de magnitud.



Los medios turcos no informaron aún sobre víctimas o daños materiales causados por este nuevo terremoto.



MÁS DIFICULTADES

La lluvia que comenzó a caer anoche en la región turca de Van se transformó esta mañana en nieve, complicando más la situación de muchos supervivientes del sismo, que esperan aún recibir tiendas de campaña o casas prefabricadas en las que resguardarse.



Mientras tanto, los equipos de rescate siguen recuperando cadáveres de entre los escombros y el número de víctimas mortales.



El mal estado en que quedaron muchos edificios hace imposible que sus inquilinos regresen a ellos, aunque tampoco hay tiendas de campaña para todos.



El viceprimer ministro turco Besir Atalay admitió que no hay suficientes tiendas de campaña en la región. "No pudimos calcular que iba a haber una demanda tan grande de tiendas de campaña", reconoció.



Turquía solicitó ayer finalmente ayuda internacional, especialmente de infraestructuras para alojar a quienes se quedaron sin hogar. Un material que se espera empiece a llegar hoy.



Por su parte, el gobernador de la provincia de Van, Munir Karaoglu, reconoció ante los medios turcos que 2.200 edificios no son habitables y advirtió que no es posible pasar en tiendas de campaña el extremo frío del invierno en esta zona, fronteriza con Irán.
Fuente: 
Infobae