Miércoles, 26 Octubre, 2011 - 12:53

Tomada aseguró que el empleo sigue impermeable ante la crisis

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, afirmó hoy que "hasta el momento, desde el punto de vista laboral, el impacto de las turbulencias en las economías desarrolladas todavía no llegó" a la Argentina.

El ministro puntualizó que una clara muestra de ello es que no hubo solicitudes de Programas de Recuperación Productiva (REPRO) en los últimos meses, vinculados a la crisis financiera internacional.



"No recibimos ningún pedido con relación a la crisis. Se mantienen los 11 mil que se aplicaron en Bariloche y otras ciudades cordilleranas como consecuencia de las dificultades creadas por las cenizas del volcán chileno.



Pero la cifra total de REPRO se mantiene por debajo de 20 mil, cuando en 2009, con la crisis financiera mundial de ese momento se alcanzó a 150 mil", especificó Tomada.



El REPRO consiste en un subsidio que en 2009 era de 600 pesos y actualmente es de 1.000 por mes por empleado, por hasta un máximo de 12 meses, que abona directamente la ANSeS a los trabajadores.



El titular de la cartera laboral participó esta mañana de la apertura de un seminario sobre trabajo informal que se desarrolla en un hotel céntrico porteño, y allí subrayó que "el combate al empleo ilegal ha sido una prioridad desde que Néstor Kirchner asumió como presidente en mayo de 2003".



Precisó que desde ese momento hasta la fecha "el trabajo ilegal se redujo de 50 a 34 por ciento", y afirmó que "difícilmente haya similares experiencias en la región, de un país que redujo la informalidad en 16 puntos".



"En octubre de 2003 se lanzó el programa de recuperación del empleo registrado. Ahí comenzó un combate serio contra la naturalización del trabajo ilegal, que en los '90 llegó a acuñar conceptos como 'cualquier trabajo es mejor que ningún trabajo'. Eso dio lugar a aberraciones, a violaciones y pérdidas de derechos", sostuvo Tomada.



Precisó que en ocho años "se alcanzó el nivel más alto de trabajo registrado que recuerde la Argentina", y subrayó que "actualmente es 43 por ciento mayor que durante la convertibilidad y 70 por ciento mayor que antes de que asumiera Kirchner".



También puso de relieve que entre 2003 y 2011, "los planes Trabajar se redujeron de 2,3 millones a 5 mil", y afirmó que "eso fue consecuencia de la creación de empleo".



"No estamos satisfechos, pero hemos logrado resultados. Es preciso poner en riesgo a los empleadores que generan trabajo en negro, evaden y provocan exclusión", sostuvo Tomada.



Para ello, abogó porque "el próximo Parlamento tenga la voluntad y el compromiso de aprobar las leyes para el trabajador rural, el servicio doméstico y el trabajo a domicilio".
Fuente: 
DyN