Miércoles, 26 Octubre, 2011 - 08:56

Berlusconi prometió renunciar en diciembre

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Convocaría a elecciones generales en marzo de 2012. A cambio, su socio de gobierno, el líder de la Liga Norte Umberto Bossi, accede a subir a 67 años la edad de jubilación, tal y como exige la Unión Europea.

El primer ministro Silvio Berlusconi está dispuesto a todo con tal de sobrevivir. Incluso sería capaz de dimitir. Esta semana ya se vio al borde del abismo, ya que su socio de coalición de gobierno, Umberto Bossi, se oponía a subir la jubilación de 65 a 67 años a falta de un día de que el Gobierno italiano tuviera que rendir cuentas ante la Unión Europea.



Berlusconi se volvió a salvar, pero esta vez con condiciones. Según advierte La Repubblica, Berlusconi y Bossi hicieron un pacto para evitar, por un lado, la dimisión del primer ministro y, por el otro, la necesidad de organizar un gobierno técnico.



Bossi dijo claramente este martes que no iba a subir las pensiones para hacer un favor a los alemanes y que no podía tomar esta medida, ya que "la gente nos mata". Públicamente llegó a decir que era una situación peligrosa, y que si el Gobierno caía (el mismo del que él formaba parte) no quería la conformación de un Ejecutivo tècnico, sino directamente elecciones anticipadas.



Estas palabras no debieron sentar nada bien a Berlusconi, pero el acuerdo entre ambos, finalmente, llegó. Bossi accede finalmente a subir la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, y así tranquiliza la Unión Europea, que exige a Italia nuevos recortes y planes de ajuste.







A cambio, Berlusconi deberá dejar el Gobierno entre diciembre y enero, y en marzo se celebrarían elecciones anticipadas.







Berlusconi se encuentra este miércoles en Bruselas con una carta de 15 hojas en la que señala todas las medidas de austeridad que tomará a partir de ahora para reducir la inversión estatal o conseguir más liquidez, como aumentar los años necesarios para acceder a la jubilación o vender parte del patrimonio inmobiliario del Estado. Éstas son las medidas que exige la Unión para que Italia reduzca su endeudamiento, que ronda el 120% del PIB, es decir, casi 1,9 billones de euros.
Fuente: 
Infobae