Martes, 25 Octubre, 2011 - 18:32

Caso Candela: el fiscal pidió prisión preventiva para Moreira

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El fiscal de Morón Marcelo Tavolaro solicitó esta tarde la prisión preventiva para Héctor "El Topo" Moreyra como presunto instigador del crimen de la niña Candela Rodríguez. Ahora, el juez de Garantías Alfredo Meade cuenta con cinco días corridos para resolver si acepta o no el requerimiento fiscal.



Fabián Améndola, uno de los abogados de la familia de la víctima, informó que el representante del Ministerio Público acusó a Moreyra como "autor" del delito de "homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas".



Por su parte, Sergio Doutres, abogado de Moreyra, adelantó a Télam que si el juez confirma la prisión preventiva seguramente apelará esa decisión.



"Hoy por hoy, no hay elementos sólidos para dictar una prisión preventiva. Son elementos endebles, como los testigos de identidad reservada que es todo chusmerío", señaló el letrado.



Doutres dijo que mañana pasará por los tribunales de Morón para obtener una copia del requerimiento del fiscal Tavolaro y de esa manera evaluar los pasos a seguir.



Respecto de las pruebas, reiteró que la única que comprometía a Moreyra pero que "cayó" en los últimos días era la supuesta vinculación de la carcasa de un teléfono celular de su defendido con un chip de Hugo Bermúdez, procesado como presunto autor material del crimen.



"Los peritajes demostraron que no se colocó ese chip en esa carcasa", precisó el letrado.



Según la hipótesis del fiscal, el crimen de Candela fue "un ajuste de cuentas no convencional" contra el padre de la niña, Alfredo Rodríguez, quien se encuentra preso por piratería del asfalto.



Para Tavolaro, "El Topo" habría decidido vengarse de Rodríguez para hacer creer en el barrio que el padre de Candela era un "buchón" de la policía.



De hecho, el propio padre de la víctima dijo al declarar como testigo al inicio de la pesquisa que Moreyra "podría" haber sido una de las personas con supuestos motivos para vengarse de él.



En esa oportunidad, Rodríguez manifestó ante la Justicia que el verdadero "buche" era "El Topo".



Sin embargo, al ser indagado el miércoles pasado, Moreyra se declaró "completamente ajeno" al hecho y dijo que no conoce a los otros imputados.



"El Topo" admitió que conoció al padre de la víctima pero negó que mantuviera deudas o cuentas pendientes con él.



También aseguró que no conocía a la niña ni a la madre de ésta, Carola Labrador, aunque sí reconoció que era desde hacía muchos años un "informante" de la policía.



Durante la indagatoria, a Moreyra le preguntaron sobre su conocimiento con ciertas personas investigadas en otras causas, entre ellas, Miguel "Mameluco" Villalba, detenido por narcotráfico en el partido de San Martín.



"Negó ser el informante que permitió la detención de `Mameluco´ y que tenía algún negocio legal o ilegal con él", señaló Doutres.



Candela (11) desapareció el 22 de agosto pasado cuando salió de su casa de la localidad de Villa Tesei, partido de Hurlingham, y fue encontrada asesinada nueve días después, cerca del Acceso Oeste de ese medio.



Además de Moreyra y Bermúdez, hay otros seis detenidos, cinco de ellos ya procesados con prisión preventiva: Gladys Cabrera, dueña de la casa de Villa Tesei donde se halló ADN de la niña; Néstor Altamirano, el carpintero que realizaba tareas en esa vivienda; Guillermo López, Fabián Gómez y Fabián Espínola, quienes están acusados de tener algún tipo de vinculación con la captura de la víctima.



El restante de los detenidos es Leonardo Jara, quien fue capturado la semana pasada en la localidad bonaerense de José C. Paz y negó su participación en el hecho al ser indagado por el fiscal Tavolaro, quien lo acusa de haber sido uno de los que capturó a Candela tras salir de su casa.



Fuente: Télam