Viernes, 21 Octubre, 2011 - 09:51

Kadafi y sus variados vínculos políticos con Argentina

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ex dictador libio tuvo una marcada agenda de negociados con este país durante los 42 años que estuvo en el Gobierno. Se vinculó comercialmente con Perón, por armas con Galtieri, un acuerdo trunco con Menem, una visita de Cristina a Trípoli y hasta pidió que Argentina se incorporase al grupo de los No Alineados.

Las relaciones entre Libia y la Argentina durante los 42 años de gobierno de Muammar Khadafy fueron zigzagueantes: se vinculó con Juan Domingo Perón, con altos mandos de la junta militar de la última dictadura, con Carlos Menem, Diego Maradona y Cristina Kirchner.



El ministro de Bienestar Social de Perón en su tercer gobierno, José López Rega, ofició de nexo entre Trípoli y Buenos Aires. A fines de 1973, viajó a Libia para firmar convenios comerciales con Khadafy y pedir que la Argentina se incorporase al grupo de los No Alineados.



La Argentina y Libia firmaron más de 15 acuerdos en 1974. Incluso, Perón llegó a recibir un préstamo de Khadafy por 200 millones de dólares.



El líder libio ofreció armas a Leopoldo Fortunato Galtieri en 1982 para enfrentar lo que llamó la "odiosa agresión imperial" en Malvinas. Las armas que envió nunca fueron utilizadas.



En 1997, el ex ministro de Economía Domingo Cavallo reveló un intento de acuerdo económico-militar entre Libia y la Argentina. Khadafy se habría mostrado interesado por el misil Cóndor que se estaba fabricando acá, pero el acuerdo nunca se selló porque el proyecto del misil fue desactivado.



En 2001, el líder libio recibió a Diego Maradona y a su entonces manager Guillermo Cóppola en el casamiento de Al-Saadi, uno de sus hijos. Luego, Maradona presidiría la final de la Copa de fútbol de ese país.



En noviembre de 2008, en medio de una gira por África, Cristina Kirchner visitó en Trípoli a Khadafy y anunciaron acuerdos de cooperación.



En marzo de este año, luego de la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que autorizó ataques para detener al líder libio, el canciller Héctor Timerman dijo que "no se habían agotado los medios diplomáticos disponibles" antes de iniciar la ofensiva de las fuerzas aliadas.



"Finalizando el análisis de la acción militar sobre Libia. Primera conclusión: no se habían agotado los medios diplomáticos disponibles", había escrito el canciller en su cuenta de Twitter.



La captura y la muerte de Khadafy no generaron aún una declaración pública de la Casa Rosada o de Cancillería..
Fuente: 
LaNación