Jueves, 20 Octubre, 2011 - 11:59

Aporte para debatir
El aborto: ¿derecho o crimen?

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hoy son mundialmente conocidas las campañas pro-aborto diseñadas estratégicamente, psicológicamente y con alto contenido de sensibilidad social, y de público y notorio conocimiento que se asientan sobre cuatro ejes perfectamente planificados, orientados a generar conciencia social y sensibilizar a la ciudadanía.

Esta afirmación no es una expresión caprichosa, ni una difamación infundada, sino que procede del reconocimiento auténtico efectuado por los propios defensores del aborto como: Norma Mac Corvey, Bernad Nathanson, Christopher Tietze: experto en estadísticas del Population Council y hasta el editor de la revista médica de renombre internacional “The Lancet”: Richard Horton.



Reafirmando estos conceptos, el Diario La Nación en su editorial del 08 sep 2011- formuló una denuncia pública reconociendo la manipulación tendenciosa de la información, titulando: “Aborto”: cifras engañosas, enfoques equivocados, resultados criminales” donde se cuestionan proyectos que “pretenden legalizar el aborto sobre estadísticas falaces“.



Los cuatro ejes de toda campaña abortista son: 1) Publicar información falsa sobre las muertes maternas. 2) Convencer y manipular a todos los medios de comunicación, de lo insignificante y piadoso de la práctica.



3) Atacar la fe cristiana de católicos, evangélicos, adventistas, y de cualquier otra religión que se manifiesten a favor de la vida, tildándolos de retrógrados, conservadores, intolerantes y discriminadores, cuando la intolerancia y la discriminación procede de los autodeclarados “progresistas”, que no aceptan la opinión diferente. 4) Generar el “lobby” de grupos pro-aborto, feministas, de izquierda y de distintas inclinaciones sexuales, que utilizan los medios de comunicación para “disfrazar” un “hecho criminal” en un “derecho”, apelando a la victimización de las mujeres que abortan y desconociendo el genocidio de millones de niños, que son aniquilados anualmente en todos los países del mundo. El gran pensador y filósofo español Julián Marías diría al respecto: “el genocidio del aborto ha provocado más muertes en el mundo que las acaecidas en la 2da. Guerra Mundial”.



Descubiertas estas maniobras mundiales de prensa, cabe preguntarse ¿conocen los periodistas que opinan, lo que significa y representa un aborto o lo hacen por motivaciones económicas?. Han presenciado en imágenes al menos, el aniquilamiento del bebe dentro del vientre materno? Han observado su lucha, su tortura, el aceleramiento desmedido de sus pulsaciones cardíacas (superan las 200), su extremada agitación y luego su silenciosa muerte. Puede llamarse esto derecho?. Puede prevalecer la libertad de decisión de la mujer sobre el SUPREMO VALOR DE LA VIDA DEL NIÑO, persona distinta e independiente con idéntico derecho a ella para merecer la vida?...



NO, SENCILLAMENTE ¡NO! EL ABORTO NO ES, Y NUNCA PODRÁ SER UN DERECHO

Hace pocos días se ha publicado un artículo periodístico planteando “La gran Controversia” y afirmando: “que no es fácil establecer prioridades, cuando el debate está inmerso en una gran controversia ideológica”.



No existe debate posible desde ninguna disciplina científica, nuestra legislación es CONTUNDENTE; “La Convención de los Derechos del Niño”, impone que en casos de conflictos de intereses “los derechos del niño prevalecen sobre cualquier otro derechos” incluso los de su madre, reafirmando su derecho intrínseco a la vida (art. 3º; 6:1 y 2; 21; 24; 37 de la Conv. Der. Del Niño) y Art 3 inc. f) ultimo apartado y 5, inc 2 de la ley Nacional 26061 de los “Derechos Integrales de Niñas, Niños y Adolescentes”, de aplicación obligatoria en todos el País desde su dictado en 2005, bajo el gobierno de Kirchner.



Tampoco las cifras publicadas en el artículo bajo el título: “Cifras que asustan”, son reales, la información mencionada es imprecisa e incorrecta”.



Según informes del Ministerio de Salud de la Nación en 2009 murieron 144.060 mujeres, por diversas causas, de este total las primeras causas fueron: enfermedades del sistema circulatorio (45.023), tumores (28.233) y enfermedades del sistema respiratorio (22.286).



Las muertes maternas relacionadas con el embarazo, parto y puerperio, fueron de 410 y de estas, solo 87 muertes fueron provocadas por aborto. Las muertes anuales por aborto oscilan entre 60 a 80, distribuidas en todo el país, mientras diariamente mueren por desnutrición niños menores de 5 años, en cantidad de 1 a 8 niños por día, (2.800 anuales) y entre 9.000 y 10.000 personas por accidentes de tránsito. Según el propio Ministerio de Salud Pública, el aborto no es la primera causa de muerte materna.



Respetamos el derecho de opinar y decidir libremente, pero no busquemos excusas justificativas en razones científicas erróneas, apreciaciones jurídicas inexactas, o interpretaciones filosóficas, sociales o religiosas para negar la existencia y el derecho a la vida del ser humano naciente.





Por Movimiento “Unidos por la Vida y la Familia”, integrado por Carlos Alabe de Proyecto Ciudad Limpia, la Diputada provincial Clelia Mirtha Ávila y la referente de SOS Ethel Martinazzo.



Integran además este movimiento: Fundación Red Para el Mundo, Comisión Arquidiocesana Justicia y Paz, Asociación San Fernando, Proyecto Ciudad Limpia, Liga de Madres de Familia, Pastoral Empleados Públicos de Resistencia, Fundación Cielos Abiertos, Fundación Efraín, Fundación DEHSUMI, Cámara de Empresarios Cristianos del Chaco, Asociación de Enfermería del Chaco, Partido Popular de la Reconstrucción, Partido Nacionalista Constitucional, Partido Vanguardia y otros.