Miércoles, 19 Octubre, 2011 - 07:11

Caso Candela: cayó el último prófugo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Leonardo Jara, de 31 años, era la última persona con pedido de captura por su presunta vinculación con el secuestro y homicidio de Candela Rodríguez. Cuando fue detenido, luego de que fue buscado en otros cuatro domicilios, el sospechoso tenía en su poder una pistola calibre 11.25 y una escopeta.

"Me contaron que a la niña, por Candela, la levantaron en un Suzuki Fun gris Leonardo Jara, "el Topo" Moreyra y otro más que no me acuerdo. La llevaron a la casa de Kiernan al 900 y la tuvieron ahí como tres días y de ahí, como había lío con los medios, la llevaron a la casa de Cellini 4085 y la mataron."



La semana pasada, un testigo de identidad reservada, que declaró el 5 y el 27 de septiembre ante el fiscal de Morón Marcelo Tavolaro, a cargo de la investigación, detalló los nombres de los sospechosos que habrían participado del secuestro de Candela, cuyo cadáver fue hallado el 31 de agosto pasado.



Según informaron fuentes judiciales, para el fiscal Tavolaro, Jara se habría encargado de ganar la confianza de Candela para secuestrarla.



Similar información manejaba el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien anoche, en el Canal 26, sostuvo que la detención de Jara era muy importante para la investigación e informó que el sospechoso había "seducido" a la víctima.



Jara, según fuentes de la investigación, aparenta menos edad de la que tiene y tendría un especial parecido a uno de los integrantes del grupo de cumbia Los Wachiturros, del que Candela era seguidora.



Otro testigo de identidad reservada aseguró que Jara "le estaba haciendo el novio a Candela, porque sabía que la madre tenía dinero guardado y querían secuestrar a Candela para que le entregaran la plata".



La semana pasada, el juez de Garantías de Morón avaló la investigación de Tavolaro y procesó con prisión preventiva a Hugo Bermúdez, como autor del crimen. También procesó como partícipes necesarios a la depiladora Gladys Cabrera; a Néstor Altamirano, al que el fiscal señala como el cuidador de Candela en su cautiverio, y al albañil Alberto Espínola; el fletero Guillermo López, y el verdulero Fabián Gómez.



PRUEBAS CONTRA JARA

Se llevan a Candela. Un testigo de identidad reservada sostuvo que a la niña de 11 años la subieron a un automóvil Suzuki gris Leonardo Jara, Héctor "el Topo" Moreyra -acusado de ser autor intelectual del crimen- y otra persona. La llevaron a la casa de Kiernan al 900 y la tuvieron allí alrededor de tres días, y de ahí, como había lío con los medios, la llevaron a la casa de Cellini 4085 y luego la habrían matado.



Búsqueda de dinero. Otro testigo de identidad reservada aseguró en la causa que Jara "le estaba haciendo el novio a Candela, porque sabía que la madre tenía dinero guardado y querían secuestrar a Candela para que le entregaran la plata".