Martes, 18 Octubre, 2011 - 10:03

Indignación en China
La atropellaron dos veces y nadie ayudó

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La difusión en China de un impactante video que muestra cómo una chica de dos años es atropellada dos veces e ignorada por decenas de transeúntes provocó ayer una ola de indignación en la sociedad china y en el mundo entero.

El episodio, que fue registrado por cámaras de seguridad, ocurrió el jueves pasado en un mercado en la sureña provincia china de Guangdong. Una cadena televisiva emitió las imágenes en su noticiero local y provocó una inmediata reacción en Internet y una ola de críticas ante la pasividad de las decenas de personas que ignoraron a la pequeña.



El video muestra cómo Wang Yue, conocida por sus familiares y amigos como "Yueyue", se aleja del puesto de sus padres y, desorientada, busca a su hermanito de siete años. De pronto, Yueyue es embestida por una camioneta.



Las imágenes muestran como varios transeúntes pasan por al lado de la chica malherida pero ninguno acude a socorrerla. Siete minutos después, es atropellada por un segundo vehículo y la indiferencia persiste entre los que pasan por su lado. Finalmente, una mujer que recolectaba basura asiste a la pequeña y poco después se ve cómo llega otra joven -más tarde identificada como la madre de Yueyue- que la toma en sus brazos.



Según el diario South China Morning Post, la chica fue transferida de un sanatorio de la ciudad de Foshan al hospital central de Guangdong, donde uno de sus doctores confirmó anteayer que cuando Yueyue ingresó al establecimiento estaba prácticamente con muerte cerebral y sus signos vitales eran débiles. Desde entonces, su condición no habría mejorado, según indicaron la agencia Reuters y el South China Morning Post.



Su padre dijo anteayer al mismo diario que se siente "desesperanzado e indignado" con las personas que no se detuvieron a socorrerla. Además, indicó que el chofer del primer camión se contactó con él y le dijo que estaba dispuesto a pagar alguna compensación pero que no se entregaría. "¿Qué es lo que tus padres y tus maestros te han enseñado? ¿Hacer dinero es lo único que importa?", fueron las preguntas que hizo el padre de Yueyue.



"Si hubieses sido el que atropellaba a alguien, también hubieras huido", expresó el chofer al diario Yangcheng Evening News, culpando a la chica por el accidente. "Se podía ver cómo miraba a su alrededor mientras andaba. Si hubiera caminado de manera apropiada, ¿cómo la hubiera podido atropellar?"



LA DIFERENCIA

Si bien los conductores de ambos vehículos que atropellaron a la chica fueron detenidos por la policía, la indignación por la apatía de los testigos crece día a día, principalmente en foros, blogs y redes sociales. "La vergüenza de los chinos", escribió un usuario de la red social china Weibo. "Realmente, ¿qué está sucediendo con nuestra sociedad? Veo las imágenes y mi corazón se congela. Cada uno de nosotros debería cuestionarse por qué sucede este tipo de indiferencia."



"Muchos en China no se atreven a ayudar a quienes parecen estar en peligro por miedo a que ellos sean culpados", explicó un corresponsal de la agencia Reuters. "Varias causas de gran repercusión han terminado con buenos samaritanos obligados a pagar considerables multas a los individuos a los que ellos mismos pretendieron ayudar", agregó.



Mientras tanto, en el hospital Guangdong, Yueye sigue en estado de coma mientras su familia aguarda algún signo de mejora en la pequeña. "Ahora sólo espero que ella se recupere. Solía ser una niña activa y feliz; todos los vecinos la querían", expresó su padre.

Fuente: 
LaNacionLine.com