Martes, 18 Octubre, 2011 - 07:19

En Día de la Lealtad, el PJ saenzpeñense recordó a sus dirigentes fallecidos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Con un acto en la sede del PJ de Sáenz Peña, un nutrido grupo de militantes, dirigentes adherentes y simpatizantes recordaron el Día de la Lealtad Peronista. Familiares de los dirigentes fallecidos colocaron las fotografías de cada uno de ellos en un amplio mural que dedica la sede partidaria en un espacio dentro del local.

Con la presencia de un importe número de dirigentes se llevó a cabo el lunes en horas de la noche un acto para recordar el Día de la Lealtad Peronista. En este acto pidieron vigilar la lealtad de todos, “la lealtad a Perón y a Eva, la lealtad a nuestra doctrina a Néstor Kirchner y a Cristina”.



Estuvieron presentes los integrantes del Consejo Local encabezados por su vicepresidente primera Mónica Comisso, Virginia Costa Bordón, Marta Aguirre, además de los concejales electos José María Quiroz y Yolanda Rasguido el diputado nacional Antonio Morante.



Luego de una breve reseña, fue Mónica Comisso quien dio la bienvenida a los presentes y recordó brevemente aquel 17 de octubre de 1944, dijo que “es algo irrepetible en la historia de nuestro país, cuando tantos mujeres y tanto hombres salieron a la calle espontáneamente, toda la clase obrera, pedían la liberación de Juan Domingo Perón”.



Fueron las palabras de Virginia Costa Bordón las más emotivas, ya que hizo suyos algunos fragmentos de varios escritores argentinos que se refirieron a esta fecha como aquel texto que describía a esta fecha como “un espectáculo inolvidable, miles de seres humanos, hombres, mujeres y niños sacudían los terribles puentes de hierros como tratando de derribarlos, tenderlos de orilla a orilla, eran los aguerrido hombres peronistas de esos históricos reductos laborales que no estaban dispuestos a quedar marginados de la batalla que se iba a librar ese día. No estaban dispuestos a quedarse llorando de impotencia, separados de lo que esa misma ola invadía la ciudad con su tremendo clamor”.



Dijo Virginia que no se podía interpretar el 17 de octubre con prescindencia de las acciones individuales, y “sin menospreciar en lo más mínimo a los trabajadores veníamos de una Argentina anónima, postergada, despreciada y sin voz que nunca había podido emerger y ser protagonista”.



Sostuvo Virginia Bordón que el Día de la Lealtad Peronista, fue “una jornada de fervor intenso, de dolor , de hartazgo, de sinceramiento, fue una jornada donde el grito Patria todavía está latente en la memoria y lo estará por siempre, mientras haya injusticia, mientras los poderosos no tengan la humildad de pensar en los pobres, mientras sangren las heridas ocasionadas por los infieles, los vende patrias y los desleales, porque la lealtad es la mas excelsa de las virtudes del ser y los que nos consideramos peronistas bien nacidos tenemos el deber de vigilar la lealtad de todos, la lealtad a Perón y a Eva, lealtad a nuestra doctrina, lealtad a Néstor Kirchner que dio su vida por nosotros y por la Argentina, lealtad a Cristina gracias a quien estamos por fin cumpliendo los sueños más caros y es lo mismo que decir Lealtad a la Patria”.