Lunes, 17 Octubre, 2011 - 12:51

Correo de nuestros lectores
¿Indignados?

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Esta semana, el centro de las críticas dirigió su mirada sobre Guillermo Moreno, ya que parece que su gestión está dejando un agujero en el balance del Mercado Central.

Según el tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires, "durante el 2009, el Mercado perdió más de 106 millones de pesos". Los motivos: las pérdidas cotidianas de productos. Asimismo el Mercado dejó de ser



El puente que servía de nexo como intermediario en la cadena de abastecimientos. Hoy los comerciantes prefieren comprar directamente de los productores para abaratar costos. Además los gastos que ocasionan la operatividad del mercado y su maxi infraestructura hace que consuma más dinero de lo que entra.



Si bien el Mercado Central es para Moreno el instrumento de medición que le permite desde allí regular los precios que luego el Indec marca como referencia para medir la inflación mensualmente-así calculó la inflación de septiembre en 0,8%. Sabemos que esos precios no lo encontraremos luego en las góndolas de todos los supermercados del país.



Pero a pesar de estas criticas desfavorables en cuanto a su gestión ahora presentó el programa "Verduras para todos", con prioridad para los barrios de bajos recursos del conurbano bonaerense. Por lo que ante esta limitación geográfica, podríamos decir que esa calificación de "para todos" es más bien "para pocos", ya que no favorece al resto del país.

Si bien los rumores están indicando que después de las elecciones del 23 de octubre se viene una suba de precios, esperamos que de ser así no nos destruya del todo el bolsillo.

Entre tanto se avisora que en el 2012 el crecimiento será mínimo-dicen los economistas-sin embargo la devaluación será marcadamente fuerte. Estas predicciones nos hace dudar que todo no va a estar tan bien como nos pinta el gobierno, para el próximo año.



Vemos con preocupación que este aire contagioso que están desequilibrando el sistema financiero mundial hace levantar a la gente en un solo grito, que no mide fronteras, idiomas ni idiosincrasia:"Los Indignados”.



Es un sentimiento que nació en La Puerta del Sol en Madrid un 15 de mayo de este año y que se ha globalizado, extendiéndose a Londres, a Grecia, a Italia, y a Pekín. Ahora llegó a los EEUU. Argumentan que "están cansados de pagar la crisis con recortes y mas recortes, y así mantener la deuda publica que fueron creados por gobiernos ladrones, bancos corruptos y especulaciones financieras".



Argentina como parte del mundo también fue escenario de ese grito que parece que no se detiene. Los argumentos que dieron aquí es "la fuga de capitales, la inflación que no para de crecer y el país que marcha a un derrumbe generalizado. "En tanto que otros que participaron de la marcha "criticaron al gobierno nacional por su política y piensan que han saqueado las arcas del Estado" no dejando un marco satisfactorio para enfrentar la crisis decían.



Pero me pregunto, realmente ¿todos los argentinos nos sentimos indignados?



(*)[email protected]