Sábado, 15 Octubre, 2011 - 18:47

Boudou en el G-20 destacó que se priorice la inclusión social

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Economía Argentino, Amado Boudou, destacó hoy al participar de la cumbre del G-20 en Paris la importancia que adquiere que el organismo sitúe “el trabajo y la inclusión social” en el eje de las políticas de crecimiento para enfrentar a la crisis económica mundial.

El ministro de Economía remarcó la importancia del documento firmado por funcionarios de todos los países integrantes de la entidad. El mismo "incorpora el trabajo como eje del crecimiento económico". Resolvieron además acotar el rol de las calificadoras de riesgo



“Se ha incorporado como una prioridad algo que la presidente Cristina Kirchner viene solicitando desde Londres y es la incorporación del trabajo como eje del crecimiento económico y, aún algo más importante, trabajo con inclusión social”, dijo Boudou.



El candidato a vicepresidente del Frente para la Victoria efectuó estas declaraciones tras participar de la reunión de titulares de Economía y presidentes de bancos centrales del G-20 celebrada hoy en París.



El titular del Palacio de Hacienda hizo hincapié en la“inclusión social” porque “si sólo se hablara de trabajo, se podría pensar que esto viene acompañado de reformas en los mercados laborales para que haya flexibilización, y así uno podría tener más puestos de trabajo pero menos seguridad social”.



El comunicado final de la reunión celebrada estos dos días en la capital francesa con vistas ala Cumbrede Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará a principios de noviembre en Cannes, Francia, se afirma que el G-20 buscará, en todas sus acciones, “fortalecer el crecimiento, la creación de empleo y promover la inclusión social”.



A pesar de que la reunión estuvo centrada en la crisis de deuda europea, que amenaza con provocar una nueva recesión mundial, Boudou señaló que el G-20 avanzó en temas de fondo y conceptuales.



Entre otros puntos importantes para la Argentina, que han quedado plasmados en la declaración de los ministros de Economía, figura la idea de que las calificadoras de riesgo tienen que tener un rol más acotado.



“Para nosotros es central, lo venimos diciendo desde 2003, son fuentes de problemas, son un problema en la fuente y como mecanismo de transmisión”, dijo Boudou. El ministro recordó que “al cambiar las notas de las deudas de los países, varias calificadoras al mismo tiempo provocan movimientos de capitales que no tienen que ver con variables técnicas sino más bien con decisiones políticas”.



“Esto ha agregado volatilidad a los mercados financieros e incertidumbre a la toma de decisiones de las familias en su consumo, de las empresas en sus programas de inversión, por eso vemos a las calificadoras como el centro de los problemas”, subrayó.


Fuente: 
Infobae-Telam