Sábado, 15 Octubre, 2011 - 12:53

Sillas de ruedas y equipamiento para abuelos de la Residencia "San Cayetano"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Desarrollo Social realizó la entrega en el marco de un plan integral para dotar a las instituciones de equipamiento que se traduzca en una mejor atención de los adultos mayores. Además, continúan las capacitaciones para formar cuidadores domiciliarios.

El Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos a través de la Subsecretaría de Gestión y Articulación Interinstitucional entregó equipamiento a la Residencia de Adultos Mayores “San Cayetano” de Colonia Baranda. Esta acción de gobierno forma parte del proyecto que aplica la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF), que apunta a fortalecer los nuevos paradigmas de atención en gerontología.



Los equipos llegaron a la institución en una visita que realizaron la subsecretaria de Gestión y Articulación Interinstitucional Natalia Luque y el coordinador de la Dirección de Adultos Mayores y Discapacidad Néstor Fantín, para supervisar el funcionamiento de la institución que alberga a un promedio de 60 adultos mayores.



El equipamiento consistió en herramientas para los emprendimientos que realiza la residencia, sillas de ruedas y un completo stock de utensilios. Entre algunos de sus proyectos, la residencia cuenta con una panadería, que además de autoabastecer a la institución comercializa el excedente de su producción, que se utiliza para la cobertura de gastos corrientes del establecimiento.



No obstante, el coordinador de la Dirección de Adultos Mayores y Discapacidad Néstor Fantín adelantó que el proyecto también apunta a la compra de un lavarropas industrial y otros elementos.



La subsecretaria Natalia Luque manifestó su satisfacción por asistir a “una de las instituciones más emblemáticas e históricas como es la residencia San Cayetano para brindar equipamiento necesario para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores”.



Además, afirmó que este tipo de acciones se realizarán también en otras instituciones que atienden a esta franja de la población. En este sentido, señaló que se está planteado recorrer toda la provincia, para hacer un informe detallado de todas las necesidades que pueda llegar a tener cada institución. “La idea es cubrir toda la provincia y que nuestra instituciones sean un modelo de calidad en prestaciones de servicio del Estado”, sostuvo.



LABORTERAPIA

Por otra parte, Natalia Luque adelantó que se avanza con todas las residencias en la organización de una muestra que se quiere hacer a fin de año, para exhibir las actividades de laborterapia que hacen los adultos mayores, a través de los cursos de capacitación que se dictan en las entidades como tejido, trapo de pisos, manualidades con cerámica y panadería.



“Sobre la base a todas esas actividades que se realizan, que tienen que ver con la integración, con la terapia ocupacional de los adultos mayores, se ha planteado la idea de hacer un cierre anual a fin de año, mostrando todo lo que hacen nuestros adultos mayores”, señaló la subsecretaria.



FORMADORES DOMICILIARIOS

Fantín remarcó también que se está trabajando en la formación de personal capacitado para dar asistencia a los adultos mayores en sus domicilios, para atender a sus necesidades sin recurrir a la institucionalización.



El objetivo del Programa Nacional de Cuidados Domiciliarios es mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, de las personas con discapacidades, y de aquellas que presenten patologías crónicas invalidantes o terminales; pero también capacitar a personas de la comunidad para desarrollar tareas inherentes a la función del cuidador domiciliario. También se busca promover y estimular la formación de sistemas locales de atención domiciliaria.



Actualmente se trabaja con nuevos municipios dos de los cuales van a implementar el proyecto de cuidadores domiciliarios, en Puerto Vilelas y en General San Martín.



En este sentido, se forman para el cuidado de adultos mayores a mujeres y un porcentaje minoritario de varones que tienen que tener entre 25 y 55 años, escuela primaria completa. “Estamos formando capacitadores desde lo que es la contención social con este nuevo paradigma que implica que los adultos mayores envejezcan en su hogar y para eso tienen que tener un personal capacitado que le permita desarrollar todas las necesidades en su vida diaria”



Con el nuevo paradigma se busca garantizar la permanencia del adulto mayor en su hogar con la compañía de sus afectos y el cuidado domiciliario del personal capacitado. De esta forma, las residencias de larga estadía comprenderían la última instancia cuando las personas de edad han generado una situación de alta dependencia.