Jueves, 13 Octubre, 2011 - 16:54

Masajista denunciado por delitos contra la integridad sexual de una menor de 14 años

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La denuncia contra el locutor radial y masajista saenzpeñense José Meana fue radicada en la Fiscalía Nº 1 de Resistencia por la madre de la adolescente. La mujer relató a DiarioChaco.com que el quiropráctico estaba realizando el masaje en la habitación de su hija cuando “de manera imprevista” comenzó a tocarla e intentó avanzar en los abusos. Meana negó la imputación y aseguró que las acusaciones se deben a una “interna familiar”.



Según la mujer, el masajista de 43 años (que tiene su consultorio en Sáenz Peña pero frecuentemente se traslada a Resistencia) atendía a su familia desde hacía una década. El martes 4 de octubre, tras retirarse del domicilio en el que había realizado el masaje terapéutico acordado con anticipación (la nena tenía lastimada una pierna) fue denunciado en la Fiscalía. Jurisdiccionalmente corresponde a la Comisaría Octava Metropolitana.



La presentación hecha por la madre ante la Mesa Informatizada del Fuero Penal indica que “Meana de manera imprevista le corrió el short y le introdujo los dedos en la vagina (a la menor), para luego besarla `ahí abajo´. Después de esto subió una pierna a la cama, comenzó a besarla en la vagina y `estuvo así un rato´ hasta que (ella) logró apartarlo diciéndole que se tenía que ir al médico…”.



Más adelante y siempre en base a la denuncia, cuando Meana “se fue al baño”, la adolescente se trasladó a la planta baja de la vivienda e “hizo entrar al perro para defenderse”. El masajista, entre tanto, bajó las escaleras y se despidió con naturalidad.



“Me dijo que se había vuelto loco, que no sabía lo que le había pasado”, abundó la mujer en referencia a al menos dos contactos telefónicos que se habrían producido entre el masajista, ella y su esposo, lo que no impidió que hicieran la presentación judicial. También aclaró que después de la denuncia se libró a la localidad de Sáenz Peña la correspondiente orden de captura.



LA OTRA VERSIÓN

En diálogo con DiarioChaco.com, Meana apuntó que no está imputado y que el pasado viernes se presentó espontáneamente en la Comisaría Octava de Resistencia junto a su abogado Carlos Ameri, pero no quedó detenido. Lo hizo, afirmó, para que en el caso de ser notificado de su detención, “me tengan todo el fin de semana largo”.



El masajista tiene una versión distinta de los hechos: “Ella (por la madre de la menor) llamó a todos lados acá, llamó al dueño de la radio; lo que está buscando es destruirme. No hay problemas, que ella haga todo lo que tiene que hacer: entiendo su postura como madre, pero de ahí en más, que pretenda dañarme de semejante manera, ya no”, se quejó y anticipó que el viernes 21 asistirá a una audiencia por la mencionada causa.



El abogado defensor por su parte se excusó ante este diario ya que –dijo- no acostumbra opinar sobre sus casos y menos en uno en el que está involucrada una menor. “Ese tipo de defensa no la hago por vía mediática; las defensas hay que hacerlas en los estrados judiciales”, apuntó, “porque el caso está en manos de los fiscales y los jueces”. No obstante, reconoció que de haber sido consultado por su cliente, le hubiese sugerido, por prudencia, evitar las declaraciones mediáticas.



En cuanto a la causa iniciada en la fiscalía a cargo de Alfredo Soucasse, cuyo expediente (30094/11) generó otro en el juzgado de Instrucción Nº 4 del Menor, cabe señalar que la adolescente ya recibió atención psicológica y se espera que en los próximos días se someta a una declaración en la “Cámara Gesell”, que se iba a realizar este jueves pero se pospuso para la semana entrante.



Finalmente la madre de la menor, que pidió reserva sobre los datos que pudiesen exponer la identidad de su hija, fundamentó su declaración en que no quiere “que éstas cosas se repitan”. Reconoció que la pena máxima para una causa de este tipo sería de cuatro años, excarcelable, y considerando que el acusado no tiene antecedentes y tiene familia, “como máximo estaría quince días preso”. Sin embargo, sentenció, “la condena le queda”.