Miércoles, 12 Octubre, 2011 - 09:13

En noviembre inicia la capacitación a "patovicas"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La iniciativa, organizada por la Subsecretaria de Gobierno y la Universidad Popular, está dirigida al personal de seguridad de boliches y actividades afines. Las clases, que se extenderán por tres meses, son obligatorias para ser habilitados en el Registro Provincial de Personal de Admisión y Permanencia.

En el marco del programa provincial Noche Segura, la Subsecretaría de Gobierno, Culto y Registros Públicos rubricó esta mañana un convenio de cooperación recíproca con la Universidad Popular por medio del cual se capacitará al personal que realiza tareas de seguridad en boliches, pubs, bares y otros locales de esparcimiento nocturno.



“El personal tendrá que formarse, se dictarán clases de derechos humanos, leyes en vigencia y buen trato”, subrayó el subsecretario José Mongeló en referencia a los objetivos de este curso que se iniciará en noviembre. Junto al funcionario provincial, rubricó el acuerdo el titular de la Universidad Popular, Atilio Fanti, en compañía del coordinador del programa Noche Segura, Guillermo Solís.



Para continuar efectuando dichas tareas, los trabajadores deben ser habilitados en el Registro Provincial de Personal de Admisión y Permanencia para lo cual deben realizar los cursos de capacitación. De esta manera, el gobierno cumplirá con lo establecido por la ley nacional 26.370 a la que adhirió el Chaco mediante la ley 6.709.



MEJOR CALIDAD DEL SERVICIO

El rector de la Universidad Popular, Atilio Fanti precisó que son 300 los empleados sindicalizados de este rubro. Reveló al respecto que la capacitación será un requisito fundamental para ejercer su tarea, con un total de 240 horas que comenzarán a dictarse desde noviembre y durante tres meses. “El gobierno busca con esto elevar la calidad de servicio del personal que está en la custodia”, agregó.



Por su lado, el coordinador del programa Noche Segura, Guillermo Solís, mencionó que “este paso es producto del trabajo de tres años y medio de gestión, mediante los operativos de control y concienciación hechos desde la estructura dispuesta por la subsecretaría a cargo de Mongeló”.