Martes, 11 Octubre, 2011 - 09:22

Tras el resultado de las Primarias
El oficialismo busca recuperar comisiones en el Senado de la Nación

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Frente para la Victoria en el Senado aspira a volver convertirse en la primera fuerza política, tras las elecciones del 23 octubre donde se elegirán 24 senadores en ocho provincias, y así poder recuperar el control de las comisiones estratégicas de ese cuerpo deliberativo.

Hasta mediados 2009, a raíz de la división del bloque tras el rechazo a la Resolución 125, el oficialismo llegó a contar con 47 senadores entre propios y aliados, pero tras los comicios de ese año perdió el control de las comisiones, claves para la sanción de las leyes.



Posteriormente, el oficialismo recuperó su condición de mayoría que le permitió aprobar determinados proyectos y rechazar otros que estaban en contra del oficialismo, como la reforma del Consejo del Consejo de la Magistratura, y de los cambios en el régimen de los Decretos de Necesidad y Urgencia.



"Vamos a consolidar el escenario político del Senado que venimos construyendo desde el año pasado y podremos constituirnos decididamente como el primer grupo parlamentario de la Cámara", dijo el jefe del bloque de Senadores del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, en declaraciones a la agencia Télam.



El senador agregó que el oficialismo trabaja para "afianzar la mayoría en función de lo que seguramente será una victoria de la presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) en octubre que tendrá un efecto de arrastre muy importante en lo que hace a la composición de nuestras bancadas legislativas".



"Es absurdo el planteo electoral de la oposición de que se vote en octubre para fiscalizar desde el Congreso al Poder Ejecutivo cuando esta es una elección presidencial y para gobernar se necesitan mayorías", sentenció.



En estas elecciones, en las que se renuevan los escaños de 2005, el kirchnerismo pondrá en juego quince bancas, en tanto que la oposición está obligada a renovar sólo nueve.



El FPV debe renovar dos bancas en las provincias de Buenos Aires, Jujuy, La Rioja, San Juan y Santa Cruz; una en San Luis y Formosa; y tres en Misiones.



El Peronismo Federal, en cambio, pone en juego 6 bancas; las conseguidas en Buenos Aires, Formosa, La Rioja, San Juan y San Luis; mientras que el radicalismo hace lo mismo con tres de Formosa, Jujuy y Santa Cruz.



En el caso de Buenos Aires, dejará el Senado definitivamente el presidente provisional de la Cámara, José Pampuro; y el presidente de la Comisión de Presupuesto, Eric Calcagno; quien intentará ingresar a la Cámara de Diputados de la Nación.



Hilda "Chiche" González de Duhalde, en tanto, buscará su reelección de la mano de la Unión Popular, el partido que lleva como candidato a presidente a su marido, Eduardo Duhalde.



El kirchnerista formoseño José Mayans, al igual que su coterráneo radical Luis Naidenoff, se presentan a la reelección; mientras que la peronista disidente Adriana Bortolozzi de Bogado, quien había ingresado como parte del Frente para la Victoria y luego se pasó a la oposición, dejará el Congreso Nacional.



Por Jujuy, el jefe del bloque radical, Gerardo Morales, intentará quedarse otros seis años en el Senado, de la misma manera que la kirchnerista Liliana Fellner. En tanto, el otro oficialista de esa provincia, Guillermo Jenefes, dejará el Senado para postularse como vicegobernador de su provincia como compañero de fórmula del actual presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner.



Las kirchneristas riojanas Ada Maza y Teresa Quintela también se irán del Senado. La primera no aspira a ningún cargo nacional, mientras que la segunda pretende ingresar a Diputados.



Carlos Menem, en cambio, va por su reelección como senador nacional.



Misiones presenta un caso particular, ya que los tres representantes responden al oficialismo. Sin embargo, ninguno de ellos (Carlos Torres, Elida Vigo y Luis Viana) aspira a la reelección o a permanecer en el Congreso.



En San Juan la única que buscará ser reelegida es la kirchnerista Marina Riofrío, mientras que su compañero de bloque, César Gioja, dejará la política nacional.



El peronista Federal Roberto Basualdo, por su parte, peleará por la gobernación de su provincia. Sin embargo su nombre aparece como primer suplente de los candidatos a senadores del opositor partido Compromiso Federal.



Los tres senadores por San Luis, los peronistas del Peronismo Federal Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso y el kirchnerista Daniel Pérsico, buscan su reelección.



En Santa Cruz, salvo el radical Alfredo Martínez, los kirchneristas Nicolás Fernández y Jorge Banicevich -quien reemplazó a la fallecida Judith Forstman, reemplazante de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner- dejarán sus bancas.



Al mismo tiempo, son ocho los senadores que no deben renovar sus mandatos pero que se presentan a otros cargos electivos y, por lo tanto, algunos de ellos podrían dejar el Congreso el próximo 10 de diciembre.



Por otra parte, el radical pampeano Juan Carlos Marino podría dejar su banca de senador si triunfa en las elecciones por la gobernación de su provincia.



En tanto, la kirchnerista Lucía Corpacci dejará el Senado el 9 de diciembre para hacerse cargo de la gobernación de su provincia, tras ganar las elecciones catamarqueñas de febrero pasado, y será reemplazada por la delegada del Ministerio de Trabajo de la Nación de su provincia Inés Blas de Zamora.



Lo mismo ocurrirá con el radical Ramón Mestre, quien obtuvo la intendencia de la ciudad de Córdoba y lo suplantará la concejal de San Francisco, Marta Borillo de Nicolini.
Fuente: 
Télam