Lunes, 10 Octubre, 2011 - 08:00

Economía Social
200 productores recibieron herramientas para reactivar sus empresas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Desarrollo Social, a través del programa Herramientas para la Inclusión Social, entregó kits de herramientas para dar respuesta a pequeñas unidades productivas. Además 92 emprendedores recibieron su carné de monotributista social.

Como parte de las políticas de fortalecimiento del empleo genuino, el Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos entregó hoy en el Club Central Norte de Resistencia 200 conjuntos de herramientas. Los equipos están destinados a pequeñas unidades productivas, que en promedio están conformadas por tres integrantes cada una. 



Estas acciones se realizan mediante el programa Herramientas para la Inclusión Social que se aplica por la Subsecretaría de Desarrollo y Economía Social. El objetivo de esta propuesta es dar respuestas integrales a pequeñas unidades productivas.



El primer paso es garantizar la ejecución del proyecto para luego avanzar en establecer canales de comercialización y acceso a la seguridad social. Para ello se entregan herramientas, que varían según el oficio o el emprendimiento, entre los que se encuentran instalación eléctrica, talabartería, rotisería, peluquería, desmalezamiento, jardinería, bloques de cemento, costura simple, costura industrial, refrigeración, mecánico, herrería, albañilería, carpintería, ladrillería y pintura de obra.



Esta iniciativa comenzó a ejecutarse en 2010, para lo que se destinaron 1,3 millones de pesos, mientras que para este año como consecuencia del trabajo articulado con municipios, la inversión en equipos llega a 1,76 millones de pesos.



Además, como el paso para la consolidación de los proyectos se entregaron las credenciales que marcan la incorporación de 92 sujetos de derecho al monotributo social.



Esta herramienta reconoce la realización de actividades productivas, comerciales y de servicios por parte de los emprendedores además de garantizar por sólo 35 pesos al reconocimiento de sus actividades y de su inclusión como contribuyentes, acceder a las prestaciones de las obras sociales del Sistema Nacional de Salud tanto para sí como para sus familias, y realizar aportes jubilatorios.



EL TRABAJO COMO DERECHO SOCIAL

“Desde la economía social estamos demostrando que con un esfuerzo conjunto entre emprendedores y el Estado se puede generar empleo genuino”, indicó la ministra de Desarrollo Social y Derechos Humanos, Beatriz Bogado.



En esa línea, la funcionaria señaló que desde la cartera social a través de la labor de las subsecretarías de Abordaje Territorial y Desarrollo y Economía Social se logró generar 8.000 empleos autogestionados.



Del mismo modo, apuntó que con la ceremonia que se realizó hoy 4.000 fueron los emprendedores que participaron de algunas de las líneas de acción de la economía social mientras que por el programa Construyendo Chaco, que llega a la provincia por el plan Argentina Trabaja 4.000 cooperativistas acceden a un empleo formal.

“Este Gobierno concibe al trabajo como derecho social y es por ello que cuando el mercado no garantiza el trabajo y el empleo es el Estado el que debe intervenir”, consideró la ministra.



En el acto participaron también los ministros Francisco Romero (Educación), Francisco Baquero (Salud), el subsecretario de Desarrollo y Economía Social, Sergio Soto; de Gestión Educativa, Carlos Quirós, Juan Fernández del Centro de Referencia Chaco del Ministerio de Desarrollo Social de Nación, y Carolina Dreher, responsable del programa Monotributo Social en la provincia.



UN ENORME POTENCIAL

En su alocución, Sergio Soto ponderó el impacto que genera la economía social como fuente generadora de empleo y riqueza.



“La economía solidaria es un enorme potencial para la provincia, por su efecto dinamizador en la economía en general que permite que integre el 10 por ciento del Producto Geográfico Bruto de Chaco”, informó el subsecretario.



Soto destacó que la gran mayoría de los emprendimientos que fueron atendidos por la cartera social alcanzaron su sustentabilidad en el tiempo. “Nos llena de orgullo saber que el trabajo que venimos realizando sirvió para la conformación y la consolidación de las unidades productivas”, agregó.



El funcionario señaló además que se trabaja en el diseño de esquemas de comercialización con los emprendedores, que van desde la realización de ferias hasta la instalación de almacenes sociales tanto en Resistencia como en el interior de la provincia.



Para finalizar, Soto remarcó los alcances del Registro de Promoción del Empleo por Oficios y Servicios Varios, que consiste en elaborar una base de datos que será de rápido y fácil acceso para la ciudadanía, y que permitirá al mismo tiempo a los emprendedores contar con una herramienta para promocionar su trabajo. La iniciativa nace como una de las actividades del Programa Compromiso.



El objetivo es que empresas o particulares, a través de una página web o realizando un llamado telefónico accedan a una completa base de datos en la que encuentren la respuesta inmediata a su búsqueda. El registro abarcará a hombres y mujeres que puedan potenciar sus calificaciones, saberes, aptitudes y competencias con vistas a su incorporación al mercado laboral.



Por su parte, Francisco Romero puso énfasis en los alcances de los programas de inclusión laboral. “Felicito a Desarrollo Social por poder coordinar tareas con movimientos sociales que pasaron de la protesta a la propuesta laboral”, expresó.



El titular de la cartera educativa también resaltó la labor que realizan en conjunto los ministerios de Educación, Salud y Desarrollo Social y Derechos Humanos en la Unidad de Seguimiento Nutricional. “Es una excelente propuesta de abordaje intersectorial que posibilita que conjuga alfabetización, controles sanitarios y atención integral del niño o la niña y su familia”, añadió.



En el final, Alcides Maidana, uno de los emprendedores que recibió las herramientas agradeció el aporte del Ministerio de Desarrollo Social y del Gobierno provincial por estos equipos, que permitirán realizar tareas comunitarias en Villa Elba y el barrio San Javier.



“Recibimos un kits de herrería y otro de albañilería, que nos permite realizar tareas de refacción en edificios públicos al tiempo de consolidar los emprendimientos”, apuntó.

Maidana también invitó a otros emprendedores a acercarse a la cartera social a presentar sus propuestas para acceder a algunas de las líneas de intervención de la economía solidaria.