Lunes, 10 Octubre, 2011 - 11:07

Admiten desde el Gobierno
Caída del comercio mundial afectaría al país

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El viceministro de Economía, Roberto Feletti, aseguró que Argentina está en una buena situación, pero advirtió se debe ser cuidadoso "por una caída del comercio mundial". Resaltó la importancia de mantener una buena relación con Brasil.

El viceministro de Economía, Roberto Feletti, admitió hoy que "hay que tener mucho cuidado de que no haya una caída del comercio mundial", aunque aseguró que Argentina está en una buena situación.



"Estamos tranquilos. Argentina tiene poca deuda, tiene buen nivel de reservas, tiene superávit en sus cuentas comerciales, y no estamos expuestos a un ataque financiero. No hay posibilidades de eso. Este es un año electoral, y sin embargo el movimiento que uno ve en la calle habla de que la gente tiene certezas", señaló el funcionario en declaraciones a radio La Red.



Sin embargo, aclaró que "tenemos que tener mucho cuidado que no haya una caída del comercio mundial. Argentina le vende mucho al mundo".



En ese caso, aseguró que "tendremos que reemplazar las ventas en el exterior, como lo hicimos en el 2009, con ventas internas, con demanda interna, y con ventas en el bloque regional. Por eso convocamos a todos los ministros de Economía de Sudamérica el mes pasado, para analizar una estrategia común".



Feletti también resaltó la importancia de mantener una buena relación con Brasil.



"Hay que tener una buena relación con Brasil, que nos compra alrededor de 20 mil millones de dólares al año. El reunirnos con los ministros de economía de las regiones es para consolidar la capacidad de compra de la región. La relación con Brasil es decisiva para la Argentina en lo que es industria, en lo que es exportaciones, pero también en lo político. Hoy nadie puede tener aspiraciones políticas si no se plantea una integración sudamericana y una relación cercana con Brasil".



Por último, criticó a la oposición, y dijo que "tiene que replantearse el hecho de que el discurso cataclísmico no funciona. La oposición puede construir una agenda de propuestas, pero la apuesta cataclísmica no funciona. Y la gente ya lo sabe eso".
Fuente: 
Infobae.com