Lunes, 10 Octubre, 2011 - 08:18

Fuertes cruces en la oposición por una posible reforma constitucional

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En la recta final a las presidenciales, Carrió y Alfonsín acusaron a Binner de apoyar una iniciativa reformista que habilite una nueva postulación de Cristina Fernández en 2015. El líder del Frente Amplio Progresista (FAP) rechazó las críticas por "falsas". Desde el oficialismo, negaron que se impulse esa discusión.

Sólo faltan 13 días para las elecciones presidenciales, y la oposición volvió a quedar envuelta en una fuerte polémica. Ahora, por una posible reforma constitucional que le permita a Cristina Kirchner ir por una nueva reelección en 2015 si, como todo parece suponer, logra el triunfo el próximo 23 de octubre.



Instalado en los últimos días por Elisa Carrió, quien aseguró que Binner había pactado con el Gobierno el apoyo a una reforma constitucional para después del 10 de diciembre, el cruce más fuerte se dio entre el líder del Frente Amplio Progresista y Ricardo Alfonsín, los dos que, quizás, pelean por quedarse con el segundo lugar, y lograr una especie de liderazgo de la oposición.



El candidato presidencial de Udeso apuntó directamente al gobernador santafesino y pidió a la ciudadanía que "observe" sus comportamientos.



"Ya sabemos cuáles son los comportamientos de cada uno en la historia política argentina reciente", respondió Alfonsín, al ser consultado sobre la posición de Binner en torno a una eventual reforma constitucional.



Además, rechazó que la UCR vaya a dar esa discusión en el Congreso: "No vamos a discutir nada que tenga que ver con una reforma dela Constitución con un partido que no la respeta, que no hace otra cosa que agraviarla. No nos dan garantía: no tenemos suficiente confianza en un partido que durante estos ocho años no hace otra cosa que vulnerar la letra y el espíritu de la Constitución", enfatizó Alfonsín.



Rápidamente, Binner recogió el guante y respondió a las críticas: "Desechamos las denuncias falsas que no enriquecen el debate político y social, sino que ayudan a la confusión", planteó a través de la red social twitter.



Para reafirmar su posición, el santafesino aseguró que "estamos construyendo una opción al modelo K. Nuestro objetivo es gobernar el país, como siempre lo hemos hecho en cada lugar".



Sin embargo, el radicalismo insistió en sus acusaciones hacia el FAP. "Con el tema de la reforma constitucional Binner cometió un error importante. Fue funcional al kirchnerismo al instalar un tema sensible y que al propio Gobierno le cuesta mucho instalar”, sentenció Miguel Bazze, primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.



Las críticas del radicalismo surgieron luego de que la semana pasada, Binner asegurara que estaba de acuerdo con una reforma constitucional que promoviera la instauración de un sistema Parlamentario enla Argentina.





MACRI TAMBIÉN SE SUMÓ A LA POLÉMICA

Fiel al estilo adoptado en los últimos tiempos, principalmente desde su triunfo en los comicios porteños, Mauricio Macri intentó dejar sentada la posición del PRO en la discusión, sin dejar ninguna definición demasiado estridente.



"Hay otras prioridades que atender, como exclusión, pobreza y seguridad", afirmó el jefe de Gobierno porteño, quien además, agregó: "No tenemos que apostar a que los sistemas resuelven los problemas, sino a la calidad de los dirigentes, su compromiso y honestidad".





EL OFICIALISMO NEGARON QUE IMPULSEN UNA REFORMA

Luego de los resultados de las elecciones primarias, el Frente para la Victoria se llamó prácticamente a silencio, y evitó entrar en polémicas que pudieran esmerilar algo del contundente apoyo recibido el 14 de agosto. Sólo actos de gestión como bandera de campaña.



Sin embargo, durante el fin de semana surgieron algunas tibias voces que negaron la posibilidad de que el oficialismo proponga una reforma constitucional para habilitar una nueva reelección.



El diputado Carlos Kunkel fue contundente: "Esa posibilidad ( la de otra reelección) a Cristina no le interesa para nada. Es ridículo, de ninguna manera. Nosotros queremos consolidar el modelo de país industrialista y mantener la política de desendeudamiento", señaló Kunkel.



Además, acusó a la candidata presidencial de Coalición Cívica de "decir las mismas boludeces de siempre" y descartó un ˜Pacto de Olivos II˜ con Hermes Binner, como denunció Carrió.



Y ayer, el gobernador bonaerense Daniel Scioli se manifestó en el mismo sentido: "Ya lo dijo ella [porla Presidenta], o lo mandó a decir por su personal de confianza, que era una especulación que se estaba haciendo y que no estaba en su espíritu".



Lo cierto es que, lejos de una campaña caliente como se esperaba para esta altura de la campaña, la clara diferencia que obtuvo el oficialismo en las primarias generó una mayor dispersión en la oposición, que quedó envuelta en temas de escasa o nula importancia electoral. Esta vez, la de una hipotética y futura reforma constitucional.
Fuente: 
Infobae.com