Domingo, 9 Octubre, 2011 - 11:38

En Japón examinan a 360.000 niños por Fukushima

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La prefectura japonesa comenzó a realizarles pruebas médicas para verificar si las radiaciones les ocasionaron problemas de tiroides. Muchos padres habían pedido estos exámenes por miedo a un segundo Chernobyl.

Los progenitores de estos niños recuerdan que tras la catástrofe de 1986, los habitantes de zonas aledañas a Chernobyl, en Ucrania, sufrieron numerosos trastornos de la tiroides. Más de 6.000 casos de cáncer tiroidal fueron detectados en niños o adolescentes de la zona que estuvieron expuestos a altos niveles de radiación.



Pero también se basan en estudios que han hecho en la región de Fukushima, y que han revelado que diez de 130 niños examinados presentaban problemas hormonales y sufrían de trastornos de la glándula tiroides. Los médicos afirman que por ahora no se puede establecer un vínculo formal entre los problemas de salud de los diez niños y el accidente de Fukushima, pero la duda ya se ha instalado. Por eso las autoridades sanitarias someterán a pruebas a 360.000 menores que vivían cerca de la central nuclear y seguirán su evolución durante toda su vida.



El 11 de marzo, un terremoto de de magnitud 9 en la escala de Richter desató un tsunami gigantesco en el Océano Pacífico que devastó el litoral del nordeste de Japón y provocó un grave accidente nuclear en la central de Fukushima. La catástrofe ocasionó unos 20.000 muertos y desaparecidos, además de abrir una incógnita sobre el daño que ha causado el desastre nuclear en la salud de sus habitantes.
Fuente: 
Infobae