Jueves, 6 Octubre, 2011 - 19:01

Correo de nuestros lectores
Ya no alcanza con pintar de color naranja

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Habiendo transcurridos más de unos días de los comicios primarios nacionales y las generales en nuestra Provincia, buena parte de la sociedad ¿Viste? está digiriendo aún cómo la presidenta se alzó con un poquito más de la mitad de los votos y liderando las urnas en 23 de las 24 provincias del país.

Cristina logró un triunfo demoledor frente a la mirada atónita de buena parte de la opinión de propios y extraños e inclusive del monopolio comunicacional que pretendió instalar “el país del todo esta mal”.



La frase de ‘Cristina ya ganó’ se convirtió en un boomerang para el monopolio Clarín. Este hecho fáctico se cristalizará en las elecciones del 23 de octubre donde la Señora (como le dicen ahora- Antes era: La yegua, la loca) terminará en primer lugar ya sea con el 60% de los votos emitidos, o el 40%, más 10 puntos porcentuales de ventaja sobre el segundo clasificado para vencer en primera vuelta.



Pero el otro desafio que tenemos los chaqueños, ya lo hemos superado en su primera etapa, que era la ratificación del pueblo al nuevo paradigma que lidera Capitanich. Ahora viene el otro necesariamente estratégico para la comunidad de nuestra capital, que es darle la oportunidad a Gustavo Martínez de gobernar y alinear a la ciudad de Resistencia con la Provincia y la Nación estableciendo el eje estratégico de las industrias agro alimentarías, en el marco de la ubicación estratégica de esta ciudad dentro del MERCOSUR y la salida a través del corredor bioceanico a los mercados Asiáticos.



El domingo 14 de agosto y el 18 de septiembre, también el gobierno provincial, miles de jóvenes, empresarios, trabajadores, profesionales, amas de casa pudimos ganarle al odio, el rencor, la crispación y la mala leche del monopolio Clarín, estableciendo un precedente muy fuerte y marcado que los medios ya no manejan a la comunidad organizada muy a pesar del arco opositor que se paseaban por los multimedios como garantía de triunfo. ¡Así les fue!!!



Ahora Capitanich y Martínez ofrecen al electorado de nuestra ciudad capital, la oportunidad de darle la importancia y el protagonismo que debería tener Resistencia en el concierto nacional, del MERCOSUR y el mundo, ya no alcanza con pintar de color naranja la institución municipal y tipificar desde allí a los vecinos en radicales naranja o radicales de Rozas, Boca o River, negros o blanco hace falta desarrollo sustentable, ese es el desafió que tendrá que analizar la mayor parte de los votantes este próximo 9 de octubre, porque puede jugarles abiertamente en contra de los vecinos resistencianos un tercer mandato de maquillaje naranja.



Samuel Vargas DNI 17689630