Miércoles, 5 Octubre, 2011 - 09:50

Lotería Chaqueña participa en congreso internacional de apuestas estatales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

A través de la asociación de entidades lúdicas de la Argentina, Chaco se hizo presente en el XXIII Congreso CIBELAE (Corporación Iberoamericana de Apuestas del Estado) a través de su Vocal Oficial, Miguel Aquino, quien resaltó que la tarea del Estado es “regular el juego para que se apueste legalmente, pero no fomentarlo”. El evento se desarrolla en la ciudad brasileña de Río de Janeiro entre el 3 y el 7 de octubre.

La República Argentina participa del congreso a través de ALEA (Asociación Loterías Estatales Argentinas), con referentes de las entidades estatales provinciales. Los temas más relavantes giran en torno a la finalidad del juego y su función social. Sostienen que la “misión” de los entes lúdicos es regular, administrar, explotar y ejercer el contralor de los juegos de azar, a fin conseguir una “oferta lúdica transparente” que garantice tanto procedimientos rigurosos como “protección” a cada apostador.



Aquino resaltó que “se debe regular y no fomentar el juego, puesto que la finalidad es que aquellos que gusten apostar lo hagan en ese ambiente legal y garantizado por el Estado, pero aquellos que no lo hacen no se vean incentivados a hacerlo”.



El funcionario chaqueño sostiene que “se debe evitar poner al alcance de los ciudadanos cualquier tipo de máquinas, sistemas o mecanismos que permitan que aquél que no es apostador, se vea tentado a apostar”. Para el caso, la proliferación de máquinas portátiles que se instalan en lugares no habituales para el juego, al alcance de cualquier persona (“amas de casa, jóvenes inexpertos, estudiantes, trabajadores, jubilados”) generan ese desaconsejado estímulo con la promesa de “probar suerte”.



“Las loterías no son cajas recaudadoras sino reguladoras, y su finalidad es erradicar el juego clandestino entre otros objetivos, y con el producido hacer acciones sociales”, enfatizó.



Otro de los ejes del Congreso fue “redoblar los valores de responsabilidad, honestidad y lealtad para que los juegos sean operados y controlados en el ámbito de un juego moderado y responsable”. También hacer hincapié en lo referente a la trasparencia, integridad y seguridad en la gestión de los beneficios obtenidos por los entes reguladores; “que los mismos se orienten a acciones sociales amplias y generales, erradicando la focalización del destino de esos fondos hacia determinados espectáculos, que no retornan hacia aquellos que realizan las apuestas, y que normalmente son los sectores de menores ingresos”.



En ese sentido, afirmó Aquino, la Lotería Nacional de la Argentina insistió en que además de esos valores, es necesario “seguir y respetar los inherentes a compromiso y solidaridad, y además una adecuada orientación al participante, prestando productos y servicios acordes a sus requerimientos, pero siempre garantizando el juego responsable”.