Lunes, 3 Octubre, 2011 - 08:47

A una semana del hecho
Persisten las dudas por la explosión de Esteban Echeverría

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

A siete días de la explosión, continúa el misterio en el barrio 9 de Abril. Aunque la policía detuvo al hombre que habría fotografiado un objeto volador, testigos y expertos en el tema aseguran que la causa no fue una explosión de gas.

Andrea Pérez Simondini, de la organización Visión Ovni, estuvo en el lugar de los hechos y dialogó con LaNoticia1. "Investigamos lo que sucedió, recabamos pruebas y creemos que un objeto volador no identificado fue la causa de la destrucción de las casas y autos", afirmó.



La investigadora es asesora de la Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales de la Fuerza Aérea Argentina, creada este año con el objetivo de "documentar y estudiar en forma ordenada y veraz los fenómenos no identificados". A este organismo, Simondini entregó las pericias realizadas en Esteban Echeverría, para que ellos determinen lo sucedido.



"Las pruebas y los testimonios oculares nos indican la presencia de un Ovni segundos antes de la explosión. También observamos un poste de luz que tiene señales de un impacto, además de la existencia de un cráter", aseguró Pérez Simondini.



LA FOTO QUE CAUSÓ REVUELO

Por otro lado, Emilio Verón es el joven de 19 años y ganó popularidad esta semana por haber mostrado una foto de un meteorito que, según se dijo en un primer momento, el hecho es oficialmente atribuido a una fuga de gas de un horno pizzero del comercio que funcionaba en el lugar. Por esa razón, una foto mostrada en un mal momento, Verón estuvo preso 12 horas durante el martes, junto a su hermano Jonathan de 18 años. “Falso testimonio”, dijeron los medios, pero los policías nunca le dijeron el motivo de su detención.



La foto, en realidad y según cuenta él, había sido tomada por su hermana menor (María Soledad, de seis años) dos semanas antes de la tragedia y mostraba un objeto rojo que caía del cielo. Verón les mostró esa imagen a los medios solamente con la intención de graficar qué pudo haber caído. El dato se propagó con la velocidad de la luz y así fue que terminó detenido. En entrevista con el diario Perfil, Emilio contó su historia, aún convencido de que “algo” cayó del cielo.



“Esa madrugada estaba en el patio de mi casa, con mi hermano Jonathan. Escuchamos la explosión y salimos corriendo a ver lo que había pasado”, recuerda. Emilio vive en una casa humilde a tres cuadras de donde sucedió todo. “Lo primero que hicimos al llegar fue ayudar a sacar gente de los escombros, era un desastre”, agregó. El estallido fue a las dos de la mañana y Verón, junto con su hermano, pasaron la madrugada ayudando a los sobrevivientes.



Horas más tarde, cuando ya habían llegado los medios al lugar, Verón mostró la foto que tenía en su celular a un movilero de televisión. “Le dije que había sido de otro día, pero que se parecía a lo que otros vecinos me contaron que vieron antes de que explotara”, señaló. “Después vinieron otros periodistas y me la hicieron mostrar ante las cámaras”. Luego de eso, el joven fue abordado por cinco policías y obligado a ir al destacamento del barrio a dar explicaciones. “Yo no quería ir y ellos me obligaron, mis amigos trataron de impedirlo y les dijeron que se callaran, que no tenían nada que ver en el asunto”, explica.



El viernes, antes de la entrevista con este diario, Verón recibió la visita de “un miembro de la Fuerza Aérea”, quien le preguntó detalles de lo que vio y cómo había conseguido la foto. Antes de despedirse le sugirió “no dar más declaraciones y que se consiguiera un buen abogado”. Ese tipo de presiones, más la detención en la comisaría, hace que hoy sienta miedo. Pero a pesar de los temores y las presiones sigue sosteniendo, junto con todos los vecinos de Esteban Echeverría (parece haber unanimidad al respecto), que lo que provocó el estallido fue “
Fuente: 
La Noticia y Perfil