Jueves, 29 Septiembre, 2011 - 17:32

Oyarbide busca la "ruta del dinero" de las cuentas de Madres

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El juez federal Norberto Oyarbide le pidió hoy al Banco Central de la República Argentina (BCRA) los movimientos de 24 cuentas a nombre de la Fundación Madres de Plaza de Mayo que están abiertas en entidades financieras privadas y públicas.

El magistrado también dispuso el secuestro de tres autos que se sospecha fueron adquiridos con fondos de las Madres destinados a la construcción de viviendas sociales y que habrían sido desviados por una empresa para ese fin, informaron fuentes judiciales.



Las medidas fueron ordenadas en la causa donde se investiga al ex apoderado de la Fundación Sergio Schoklender y a otra docena de personas por presunta administración fraudulenta y desvío de fondos para la compra de bienes para provecho personal.



Con el pedido al BCRA, Oyarbide busca seguir "la ruta del dinero" de las cuentas de las Madres y la información que reciba la sumará al trabajo que peritos contadores están haciendo para determinar el uso de los fondos que el Gobierno le entregó a la entidad para la construcción de viviendas sociales.

Desde la entidad bancaria no brindaron ninguna información ni hicieron comentarios sobre el pedido del magistrado alegando que la causa está bajo secreto de sumario.



El magistrado también dispuso el secuestro de tres camionetas Citroen Berlingo que figuran a nombre de Meldorek SA, empresa contratista de las Madres y de la que Schoklender sería el dueño del 90 por ciento de las acciones.



Se busca determinar si esos vehículos se compraron con fondos pertenecientes a las Madres en una maniobra de lavado de dinero por parte de los acusados.



En el marco de la determinación de bienes, Oyarbide también le requirió al Colegio Público de Escribanos de esta capital que le informe qué profesionales escrituraron inmuebles que están a nombre de la Fundación.



El fiscal federal Jorge Di Lello continúa analizando una treintena de Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) que fueron entregados a la Justicia por la Unidad de Información Financiera (UIF).



Entre esas operaciones bancarias se habrían detectado dos ROS a nombre de Alejandra Bonafini, hija de Hebe de Bonafini, titular de las Madres, quien tendría una caja de ahorro con 50 mil dólares y otra con cerca de 100 mil pesos, dijeron las fuentes.



El fiscal también analiza ROS a nombre de la financiera Monetización SA, donde Schoklender habría cambiado cheques, de su presunto dueño, Fernando Caparrós Gómez, y de su socio, Alejandro Gotkin, ex director de Meldorek SA.



Junto con Schoklender están siendo investigadas otras personas, entre ellas su hermano Pablo, también ex apoderado de la Fundación, todos ellos vinculados en empresas que se sospecha habrían comprado bienes con fondos de las Madres.



Fuente: DyN