Jueves, 29 Septiembre, 2011 - 12:00

"Falta muy poquito", adelantó
Burlando asegura que en el "cinematográfico" crimen de Candela "hay gente más pesada" de lo que se cree

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El abogado Fernando Burlando, patrocinante de la familia de Candela Rodríguez, afirmó que “falta muy poquito” para que el caso se resuelva. “Candelita puede descansar en paz. Falta muy poquito, hay situaciones que se tienen que corroborar, pero lo más importante está. La desorientación que se tenía inicialmente en la investigación está ahora clarificada”, subrayó.

En declaraciones a radio La Red, el letrado señaló que la investigación del asesinato fue "muy complicada. La incertidumbre era lo que reinaba al principio".



"Después los canales de investigación se fueron definiendo y si bien quedaban alternativas por investigar, entendimos que había un punto importantísimo, que eran las condiciones familiares, y lo mismo entendió la Fiscalía", añadió.



Luego de señalar que le pidió "serenidad" a la mamá de Candela, Carola Labrador, Burlando dijo que el hecho fue "cinematográfico".



"No olvidemos que Candela fue asesinada, que a su cuerpito muerto de 11 años, lo trasladan, le llevan la ropa, le lavan manos y pies, lo embolsan. Esto es cinematográfico. No entra en la cabeza del peor de los seres humanos", describió.



"El papá de Candela (Lauriano Rodríguez) es parte de la población carcelaria pero acá nadie había abierto la boca, que todos reclaman seguridad pero nadie decía 'me ofrezco como testigo', nadie se expuso a decir 'la vi bajo tales circunstancias'. Hay gente involucrada mucho más pesada de lo que nosotros imaginamos", sostuvo.



El letrado expresó que "casi" descarta la participación de policías y sostuvo que "hay dos o tres datos muy importantes que tienen que ver con gente muy cercana a (Héctor) Moreira e incluso algún familiar muy cercano a Rodríguez".



Al papá de Candela "se lo ha acusado de ser pirata del asfalto, que no es algo menor", y "Moreira, dicen los testigos, era informante de la policía. Hay un embrollo tan grande, donde aflora la delincuencia, el machismo, la cosa pesada", señaló Burlando.



"En la jerga de la calle se tejen leyendas. Acá hubo una mezcla de informantes y traiciones que Moreira trató de descargar en Rodríguez. Aparte está el mito de que Rodríguez tenía dinero, y no lo hay. Ejecutaron a Candela de una manera brutal. La alternativa era el asesinato, pero no un objetivo, si no no hubiera estado en pausa durante siete días", completó.



Candela Rodríguez, de 11 años, fue secuestrada en la tarde del 22 de agosto, cuando esperaba a unas amigas en la esquina de su casa.



Su cadáver fue encontrado el 31 de agosto a la vera de la Autopista del Oeste, cuando todo el país la buscaba pensando que la nena había sido víctima de la trata de personas.



Según la hipótesis de la causa, Candela fue secuestrada por una venganza contra su padre, quien está preso desde hace un año y medio, y la maniobra la habría llevado a cabo un conocido, presuntamente Moreira, quien habría buscado quedar bien con un narcotraficante de Villa Korea, en San Martín, oeste del Conurbano.
Fuente: 
Agencia DyN.