Jueves, 29 Septiembre, 2011 - 07:00

Por discusiones sobre problemas de Sueños Compartidos en Chaco, Bonafini echó a su hija de la Fundación

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hebe de Bonafini discutió con su hija, quien se supo es investigada por operaciones sospechosas, por temas administrativos relacionados con la fundación. Desde la partida de Sergio Schoklender, la mujer actuaba como apoderada.

La reemplazaría Sergio Gandolfo, ex socio de los hermanos denunciados



Hebe de Bonafini mantuvo una fuerte discusión con su hija María Alejandra el vienes pasado en la sede de la fundación por el retraso en el pago de las obras de vivienda que realiza Madres de Plaza de Mayo a través del programa Sueños Compartidos en la provincia de Chaco.



María Alejandra quería organizar una protesta por un supuesto retraso en el pago de fondos por parte del gobierno nacional, cosa a la que la titular de la fundación se negó rotundamente. La hija de Bonafini abandonó su cargo el viernes pasado, aunque aún no presentó su renuncia formalmente.



De acuerdo a las primeras informaciones, la reemplazaría en su cargo Sergio Gandolfo, ex asociado de Sergio Schoklender y ex abogado de su hermano Pablo. Se prevé que la fundación emita un comunicado en horas de la tarde para informar sobre la situación, según adelantó Radio 10.



En el día de hoy, fuentes judiciales informaron a Infobae.com que María Alejandra Bonafini era investigada por al menos dos operaciones sospechadas de irregularidades, de acuerdo al análisis de un número de reportes investigados por el fiscal Jorge Di Lello y el juez Norberto Oyarbide.



A pesar del estricto secreto de sumario impuesto en la investigación, trascendió que se trataría de cifras millonarias, informaron los voceros. Los reportes investigados fueron emitidos por distintas entidades bancarias y fueron remitidas por la Unidad de Información Financiera.

De acuerdo a las fuentes, otras de las operaciones sospechosas corresponden a Sergio Schoklender, relacionados con la financiera Monetización S.A., donde el ex titular de la Fundación Madres habría cambiado algunos de los cheques.