Miércoles, 28 Septiembre, 2011 - 09:17

Kadafi se ocultaría junto a una tribu cerca de Argelia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los rebeldes afirman que el dictador se encuentra bajo protección de la tribu tuareg, cercana a la frontera con el país árabe. El CNT confirmó que Saif al-Islam, su hijo más combatiente, arenga a seguir con la represión.

Un alto oficial de la rama militar del Consejo Nacional de Transición (CNT) aseguró que el dictador Muammar Khadafi se encuentra en la localidad de Ghadames, cerca de la frontera argelina. Allí, el coronel está siendo protegido por miembros de tribus tuareg.



Mientras tanto, su hijo Saif al Islam se encuentra en Bani Walid, mientras que Mutassem estaría en Sirte. Ayer, las fuerzas rebeldes irrumpieron en esta último lugar, ciudad natal del dictador.



Un anciano de la tribu de Khadafi dentro de la sitiada Sirte pidió una tregua a las fuerzas del nuevo gobierno, dijo el martes un comandante militar local, pero en uno de sus distritos aún continúan los enfrentamientos.



La ciudad natal del coronel, una de las últimas dos grandes de Libia que todavía están en manos de los combatientes leales a él, está rodeada por las fuerzas del gobierno interino y bajo un bombardeo de los aviones de la OTAN.



Touhami Zayani, comandante de la brigada de El-Farouk fuera de Sirte, dijo que el anciano, a quien no identificó, lo había contactado en su teléfono satelital y le pidió una tregua.



"Me llamó y me dijo que está buscando un paso seguro para las familias y para la milicia para salir de la ciudad", agregó.



Zayani comentó que había dado su aprobación para que a las familias de la tribu de Khadafi se les permitiera salir de Sirte, pero que todavía estaba negociando los términos de la rendición para los leales al régimen que están armados.



"Nosotros realmente no entramos en detalles y no hablamos mucho acerca de cómo van a salir, pero creo que el escenario será que tienen que renunciar a sus armas", agregó.



Reflejando la falta de coordinación que complicó los esfuerzos del gobierno libio para establecer su autoridad, unidades en el este de Sirte siguieron combatiendo, incluso aunque sus aliados del oeste de la ciudad cesaron el fuego para esperar el resultado de las negociaciones de tregua.



Preguntado por la posibilidad de una tregua con combatientes de Khadafi, Omar Al-Qatrany, un comandante rebelde en el frente de batalla del este, respondió: "Esa gente no quiere negociar y a nosotros ya no nos importan".



"Nuestra principal preocupación es evacuar a las familias fuera de Sirte", concluyó.
Fuente: 
Infobae.com