Martes, 27 Septiembre, 2011 - 13:07

Sáenz Peña
Elevan a juicio el caso del joven asesinado en el barrio Tiro Federal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El caso de Eduardo Ríos, apuñalado y muerto en el barrio Tiro Federal en el mes de agosto fue elevado a juicio, según comunicó la Fiscal Fany Zamateo. El abogado querellante de la familia Ríos, Juan Pokorny estima que para el mes de diciembre aproximadamente se realizarían las audiencias debates.

Considerando que Juan Carlos Moya, el único detenido por este hecho, lo encontró como probable autor responsable de “Homicidio Simple”, donde perdiera la vida Eduardo Ríos.



El abogado querellante de la familia Ríos, reconoció que la investigación fue excelente de parte de Fany Zamateo a cargo de la Fiscalía Nº 4, sobre todo si se tiene en cuenta que el hecho ocurrió los primeros días de agosto y se llevaron a cabo todas las medidas previstas, se realizaron una serie de allanamientos en forma inmediata, con una celeridad impresionante y gracias a que no se dilataron se logró rápidamente dar con el autor del hecho.



Recordó asimismo que Moya es el único involucrado, porque todos los testigos que se aportaron a la causa lo sindicaron a Moya, como el único autor del hecho, “recordemos que el ataque fue a plena luz del día, en la calle, en el barrio Tiro Federal, un barrio muy populoso, donde estaban los vecinos del barrio sentados en la vereda, pasa este muchacho Moya que es vecino también del barrio, aguarda que llegue el chico Ríos, cuando el joven desciende de su moto para pasar el puente del desagüe de la cuneta de su casa es atacado por Moya quien le aplica varios puntazos en la zona abdominal y otro en la espalda”.



Respecto a los motivos del ataque dijo el abogado querellante Juan Pokorny que no se llegó a determinar el motivo y no hay un motivo dentro de la causa, “el chico Ríos era un chico que trabajaba en la Fundación Madres de Plaza de Mayo como albañil, volvía de su trabajo a esa hora a las 18:00, no tenía contacto prácticamente con el autor del hecho, no hay en la causa algo relevante que diga que hubo un ataque, una agresión reciproca, directamente Ríos llegó a su casa y fue atacado, no hubo ni siquiera golpes de puños, fue un acometimiento directo contra el cuerpo del chico Ríos sin mediar palabra. Eso es lo que se desprende de todas las testimoniales que se aportaron a la causa”.



Respecto al arma, dijo que la misma fue secuestrada y fue reconocida a prima facie como primera medida por el padre de Ríos, se le exhibió el arma secuestrada en uno de los allanamientos y el padre dijo que sería el arma utilizada.