Lunes, 26 Septiembre, 2011 - 10:44

El Plan de Seguimiento Nutricional se efectiviza con el alta a 35 niños

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los chicos estaban bajo tratamiento por su bajo peso y talla; y recibieron el alta tras el diagnostico positivo en su evolución. La Unidad de Seguimiento Nutricional funciona en el Barrio El Tala y está delineada de manera conjunta por los ministerios de Desarrollo Social, Salud y Educación.

La Unidad de Seguimiento Nutricional, órgano del Gobierno coordinado por el Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos, informó que 35 niños que integran la población que atendía este espacio en el barrio El Tala, lograron su recuperación nutricional y fueron dados de alta del programa.



Además de la cartera social, integran este espacio los ministerios de Salud y Educación. La unidad cuenta con un trabajo de campo con excelentes resultados en el área metropolitana con niños desnutridos de 0 a 6 años, que nace con el diagnóstico que realiza el centro de salud y luego un equipo interdisciplinario efectúa el seguimiento y evolución de cada caso.



Cada niño tuvo un promotor comunitario encargado de realizar el acompañamiento al grupo familiar, a través de visitas domiciliarias, asesoramiento nutricional y diversos temas referidos a la alta vulnerabilidad del sector poblacional. Es por esto que en el centro de salud de cada barrio una vez que se realiza la detección de los casos, se desarrollan diversos talleres a fin de sensibilizar sobre la cuestión alimentaria a las madres y se controla la asistencia escolar de los niños.



Además, se elabora una base de datos unificada en la provincia, la capacitación y difusión de una cultura de alimentación saludable mediante la formación de agentes de seguridad alimentaria, entre los que se encuentran madres cuidadoras, agentes sanitarios, promotores sociales, docentes, estudiantes, profesionales y voluntarios, entre otros.



La Unidad de Seguimiento Nutricional apunta a la construcción de redes comunitarias mediante el fortalecimiento de la familia haciendo foco en las cuestiones nutricionales.

La iniciativa busca dar respuesta a los grupos sociales más vulnerables, donde los niños ocupan un papel fundamental. Cabe destacar además, que este espacio que tenía como campo de acción el Gran Resistencia, extendió sus actividades a Charata y Sáenz Peña.





APOSTAR POR UN AMBIENTE SANO

Por otra parte, la labor de la Unidad de Seguimiento Nutricional se extiende también a la de generación de un medioambiente saludable. Por eso, en El Tala se ejecuta con financiamiento que realiza el Ministerio de Salud de la Nación, el proyecto Barrio Sano, que tiene como referencia al centro de salud de esa barriada y que hace eje en la educación ambiental, que implica la participación de la comunidad y alumnos de establecimientos escolares de la zona.



Además, en el centro de salud del barrio Cacique Pelayo, por una iniciativa similar realizarán tareas de saneamiento ambiental para prevenir algunas patologías recurrentes en pobladores del lugar.