Lunes, 26 Septiembre, 2011 - 08:54

Cuadro político de USA en medio de la crisis
Donald Trump, el preferido de los Republicanos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El multimillonario y estrella de la derecha más extrema en EE.UU. se convierte en el referente de los candidatos republicanos. Constituye la personalidad que lleva adelante la más férrea detracción de Obama.

Donald Trump se ha convertido en una parada obligada para los candidatos a las primarias republicanas. Buscan el consejo y el respaldo de una estrella mediática en Estados Unidos.



Todos los principales aspirantes han buscado una reunión con Trump, pocos meses después de que el presidente Obama rechazara las maneras de un personaje televisivo que actúa como un «pregonero de Carnaval». Trump fue una de las personas que introdujo las dudas sobre la nacionalidad de Obama.



UNA VISIÓN MUY EXTREMA CONTRA OBAMA

Donald Trump amagó con presentarse y después lo rechazó. Pero los estrategas creen que los candidatos tienen mucho que aprender de él, cuya agresiva crítica a Obama y su contundente retrato de Estados Unidos como una nación en decadencia se encuentran en la mentalidad conservadora.



«Trump jugó a la ofensiva se llevó por delante a Obama y a sus políticas», sostiene John McLaughlin, encuestador trabajado que ha trabajado con el empresario. «Habla en un lenguaje sencillo sobre la pérdida de empleos en el país, y nuestra pérdida de prestigio en el extranjero. Ha sido sincero y dispuesto a decir lo que piensa», añade.



El exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, es el precandidato que tiene previsto reunirse la próxima semana con Trump, en Nueva York. El gobernador de Texas, Rick Perry, cenó con Trump a principios de este mes en un elegante restaurante de Manhattan. Sarah Palin, que sigue jugando con una potencial oferta presidencial, compartió una pizza con Trump y su esposa, Melania, en Times Square la primavera pasada.



TRUMP, HERIDO


Una alianza con el multimillonario rubio podría ayudar a los candidatos durante las primarias republicanas tiene su lado negativo: corren el riesgo de perder el apoyo de los moderados, independientes y otros votantes en las elecciones generales, donde Obama sigue siendo un producto muy atractivo.



Romney ha adoptado parte de su actitud agresiva contra China. Trump ha acusado de «robar» a EE.UU. empleos industriales por la manipulación de la moneda. «Voy a reprimir a los tramposos, y China es el peor ejemplo de eso», dijo Romney.



Casi todos los candidatos repiten la advertencia de que la estatura de Estados Unidos está disminuyendo. Perry, en un vídeo electoral, describe a EE.UU. como «la más mínima esperanza de la humanidad» y afirma: «No necesitamos un presidente que pide perdón». El empresario pizzero Herman Cain ha llamado a EE.UU. «una nación en crisis». El exgobernador de Utah Jon Huntsman asgura: «Lo que estamos viendo en Estados Unidos es una tragedia humana».



EL ESCÁNDALO POR LAS DUDAS DE LA NACIONALIDAD DE OBAMA

La reputación de Trump, no obstante, sufrió un duro revés por sus dudas sobre la nacionalidad de Obama la primavera pasada, cuando exigió ver el certificado de nacimiento que demostrara que el presidente nació en Hawai en 1961.



Obama lo hizo, después de negarse durante mucho tiempo y le dio la puntilla en la cena de corresponsales de la Casa Blanca al mostrar un vídeo del Rey León después de anunciar la verdad sobre su nacimiento: «A nadie le enorgullece más dejar de hablar del certificado que a Donald. Ahora puede centrarse en los asuntos que realmente importan, como ¿fue falsa la llegada del hombre a la luna? ¿Qué ocurrió realmente en Roswell? Y, ¿dónde están (los fallecidos raperos) Biggie y Tupac?». El público rió y aplaudió. Trump lo fulminó con la mirada.
Fuente: 
ABC.es