Domingo, 25 Septiembre, 2011 - 10:17

El "oro negro" les nubló la visión
A los tiros, desconocidos tomaron de rehenes a 76 trabajadores en un campamento petrolero en Salta

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un grupo de personas atacó a tiros y tomó de rehenes durante varias horas a trabajadores de un campamento petrolero de la empresa Wicap SA, al parecer en reclamo de puestos de empleo, tras lo cual la compañía presentó varias denuncias ante la justicia por "extorsión".



Los incidentes ocurrieron ayer en un campamento de exploración en la localidad salteña de Morillo, donde la empresa reportó que los desconocidos mantuvieron de rehén a 76 trabajadores durante más de doce horas.



Los atacantes argumentaron que las tierras donde se realizan las exploraciones, que fueron interrumpidas entre mayo y julio por disturbios similares, pertenecen a unos de los dirigentes del grupo a la vez que reclamaron empleo a las empresas del sector.



La abogada Marcela Varela, representante de las empresas Wicap SA, Maxipetrol y Petroleros de Occidente, señaló que "todo es parte de una maniobra extorsiva".



Varela indicó al diario El Tribuno que esas acciones eran dirigidas por "un sujeto que responde al nombre de Jorge Robledo, pero que es llamado "Líder' por sus seguidores".



La letrada dijo que a raíz del ataque "los 76 trabajadores del puesto, entre los que se incluyen topógrafos, geólogos, perforistas e incluso cuatro mujeres de comunicación social, debieron encerrarse en los trailers, donde quedaron virtualmente en calidad de rehenes durante casi 12 horas".



Varela aseguró que los incidentes "fueron comprobados por la Policía pero, inexplicablemente, el comisario de la localidad, de apellido Ayala solo detuvo por 15 minutos al responsable y uno de sus hermanos".



Según la letrada, el jefe policial dijo que "el fiscal penal 1 de Tartagal, Julio Mendía Campos, le comunicó que no había suficientes pruebas. Es increíble".



Robledo afirma ser el propietario de las tierras de la finca El Palmar, a 30 kilómetros de Morillo, donde se realizan las tareas de exploración concesionadas por la Secretaría de Energía de la Provincia.



Pero la letrada señaló que se trataba de un predio que se encuentra un juicio sucesorio.



"A esta gente se le pagó el canon por servidumbre de paso en dos entregas y por un importe cercano a los 450.000 pesos pero van por más y utilizando las amenazas y la extorsión como método", acotó.



La letrada señaló que los manifestantes al parecer estaban "apañados por un diputado radical" y señaló que el ataque durante la madrugada se concretó "con claros fines intimidatorios".



Luego, dijo, "los Robledo cerraron ambas tranqueras de acceso a la finca, quedando todos los trabajadores en calidad de rehenes. Acá está clara también la figura de abandono de persona".



La letrada aseguró que desde las empresas "vamos a hacer todas las demandas que sean necesarias" para defender la inversión.
Fuente: 
Agencia DyN.