Domingo, 25 Septiembre, 2011 - 09:38

Gobierno aplicará severas sanciones a productores que causen incendios rurales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Desde el Ministerio de Producción y Ambiente informaron que se sancionará, en el marco de la Ley Provincial Nº 6388, a los productores que provoquen incendios en zonas rurales y no tomen medidas de prevención. Para prevenir esto la cartera refuerza el trabajo de información y capacitación ante el caso de siniestros.

El Ministerio de Producción y Ambiente del Chaco, a través de la Subsecretaría de Recursos Naturales, aplicará sanciones a los productores que, por falta de prevención, ocasionen incendios en zonas rurales, aparejando pérdidas muchas veces incalculables. 



En el mismo sentido, la cartera productiva insistirá con la capacitación de los productores y el trabajo coordinado con entidades del sector agrupadas en la Federación Chaqueña de Sociedades Rurales (FECHASORU) y los Consorcios Camineros, con la finalidad de aplicar en el territorio provincial técnicas de manejo del fuego en el ámbito agrícola, ganadero y forestal que dieron excelentes resultados a nivel nacional e internacional.



El titular de la Subsecretaría de Recursos Naturales, Miguel Brunswig admitió que “el tema es preocupante” y que es “necesario empezar a trabajar en forma coordinada para evitar estos hechos, que si bien pueden ser aislados, provocan la mayoría de las veces daños cuantiosos e irrecuperables”. Y agregó que “estas pérdidas pueden evitarse solamente tomando medidas de prevención y buscando el asesoramiento técnico correspondiente”.



El funcionario recomendó a los productores que se organicen y que, a través de sus entidades, como las Sociedades Rurales, FECHASORU o los Consorcios Camineros, busquen asesoramiento y coordinen los trabajos a realizar en sus campos. 





A CUMPLIR LA LEY

El subsecretario recordó que todos los productores se deben ajustar a lo establecido en la ley provincial Nº 6388, el Código de Faltas y demás leyes pertinentes, que aparecen como de difícil aplicación. “Vamos a estudiar la forma de poder realmente sancionar a la gente que no se ajusta a estas normativas y que por desidia, no ya por desconocimiento, provoca daños mayores, con pérdidas muchas veces cuantiosas”, agregó.



En su artículo 3º, la Ley Nº 6388 establece que está prohibido el uso del fuego para la eliminación de la vegetación, de rezagos de material leñoso o como herramienta de manejo agropecuario, salvo autorización previa, expresa y fehaciente de la autoridad de aplicación.



La legislación también remarca que el uso del fuego en violación a esta norma dará lugar a las sanciones, las cuales serán aplicadas por la autoridad correspondiente, que van desde un apercibimiento, multa en efectivo de un Salario Mínimo Vital Móvil y hasta un máximo de cien de estos montos, suspensión temporal, parcial o total de las autorizaciones concedidas, decomiso de las materias primas forestales obtenidas, así como de los instrumentos, maquinarias, equipos, herramientas y/o medio de transportes utilizados para cometer la infracción.



TRABAJO COORDINADO PARA LA PREVENCIÓN

Brunswig expuso que, desde la Subsecretaría de Recursos Naturales, se realizaron reuniones con productores en la zona de Pampa del Infierno, junto con el Plan de Manejo de Fuego, el cuerpo de bomberos voluntarios de la provincia y otros organismos para comenzar a dar una solución de fondo a este tema “que es preocupante”.



A la vez, reveló que el equipo rescató una herramienta preventiva que se dejó de utilizar hace tiempo que son los contrafuegos. “Es una práctica muy vieja, una doble o triple pasada de rastra es un buen elemento para que no pase un fuego de un campo a otro”, indicó el funcionario.



En este sentido, Brunswig subrayó que desde la Subsecretaría se trabaja además con el Plan de Manejo Fuego de la provincia y de la Nación, y se está gestando el diseño de un programa de capacitación compartido entre los ministerios de Gobierno y Producción. El objetivo es que el personal de campos se capacite y adquiera equipos y herramientas para atender a la problemática de la mejor manera posible.



El funcionario agregó que existen grupos de productores que manifestaron su preocupación al respecto, por haber sufrido grandes pérdidas a causa de estos siniestros. “En esto, así como en la lucha contra el picudo del algodonero, debemos trabajar todos juntos”, expuso. De esta forma llamó a la colaboración de todos los productores, no sólo los que ya manifestaron la inquietud, sino también de aquellos que, a pesar de las reiteradas convocatorias, no se acercaron aun a trabajar en la problemática.



EFECTOS NO DESEADOS DEL FUEGO

El fuego descontrolado en campos y bosques produce riesgo para la seguridad de las personas, daños a infraestructura pública y privada, contaminación visual en rutas y caminos, degradación del suelo y exposición del proceso erosivo.



Además puede generar alteración de la biología del suelo, destrucción de rastrojos y cobertura vegetal en sistemas agrícolas, alteración de las poblaciones de fauna silvestre y/o de sus hábitats y restricciones y prohibiciones al fuego.