Sábado, 24 Septiembre, 2011 - 18:51

Macri, no cree que Bergoglio lo haya imputado

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El cardenal había dicho el viernes que en Buenos Aires la esclavitud "está al orden del día" y que las coimas favorecen la trata con fines de explotación sexual y laboral.

El jefe del Gobierno porteño, Mauricio Macri, desestimó hoy que el cardenal Jorge Bergoglio haya apuntado contra su administración cuando denunció que Buenos Aires "es una ciudad coimera".



"En el colegio nos enseñaron que la esclavitud fue abolida por la Asamblea del Año XIII. Eso es un cuento chino. Aquí en Buenos Aires está a la orden del día. En esta ciudad, por caso, se raptan mujeres y chicas y se las somete al uso y abuso de su cuerpo; se las destruyen en su dignidad", manifestó ayer el cardenal Jorge Bergoglio desde una tarima montada en el medio de la plaza Constitución, ante cartoneros y víctimas del trabajo esclavo- un puñado de mujeres rescatadas de la prostitución y familiares de chicas desaparecidas.



"Bergoglio habló de los problemas que tiene la sociedad en términos de la ética en general y sobre lo sucedido con la trata de personas", manifestó el jefe de Gobierno porteño. Y dijo que a su gestión "no se le ha hecho prácticamente ninguna crítica en términos de corrupción, porque no la tiene".





Las palabras que ayer pronunció Bergoglio fueron un baldazo de agua fría. "En esta ciudad hay muchas chicas que dejan de jugar con muñecas para entrar en el tugurio de un prostíbulo porque fueron robadas, vendidas, traicionadas ...", manifestó. Y después agregó que "hay una anestesia cotidiana que esta ciudad sabe usar, la coima, que adormece las conciencias".





En declaraciones a radio Mitre, Macri dijo que la actual ministra de Desarrollo Social y su compañera de fórmula en las últimas elecciones porteñas, María Eugenia Vidal, fue "la primera en tomar en serio" el flagelo de la trata de personas "dándole cabida" y protección a las víctimas de ese delito.
Fuente: 
Clarin.com