Sábado, 24 Septiembre, 2011 - 18:47

La UIA advirtió que el peor escenario para el país es que "Brasil deje de crecer"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El presidente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, advirtió este sábado que el peor escenario para la Argentina sería "que Brasil deje de crecer", más allá de sus planes de devaluación, y señaló que si hay crisis se debe buscar "armonía" y "racionalidad" para no trasladar el problema de un país al otro.

Por su parte, el economista y ex secretario de Industria, Dante Sica, admitió que posible "desaceleración de Brasil genera preocupación" en Argentina, pero aclaro que a largo plazo "las perspectivas siguen siendo positivas". 



De Mendiguren manifestó que si bien "no hay un diagnóstico todavía" de la situación brasileña en la Unión Industrial Argentina, adelantó que empresarios de los dos países se van "a juntar antes de fin de mes" para analizar el caso.



"Desde la semana pasada tenemos el problema dentro de la Región, lo tenemos con Brasil, y estamos monitoreando día a día la evolución", remarcó el empresario textil. 



Para el presidente de la UIA, "el peor escenario para nosotros es que Brasil deje de crecer" dado que destacó que "en cualquier área de producción, la diferencia es de 4 a 1 o de 5 a 1 con la Argentina". 



"Estamos a tiro de camión de ellos, estamos muy ligados a esa economía", consideró De Mendiguren en diálogo con radio El Mundo. 



Además, recordó que "Brasil hace un mes tomó medidas para mejorar su competitividad, como quitar los aportes patronales, preferencia a empresas brasileñas en compras gubernamentales de un 25 por ciento". 



"Hay que esperar un poco porque recuerdo que en la crisis de 2008, Brasil llevó el real a 2,50, y la crisis se esfumó y el real volvió a 1,60", acotó De Mendiguren y analizó que la devaluación "puede ser una medida coyuntural para parar la turbulencia que el mundo tuvo esta semana". 



En tanto, Sica declaró que Brasil "es el principal socio comercial y cualquier alerta en esa economía genera preocupación". 



"Una desaceleración de Brasil pueden generar preocupación, hay que mirar más en mediano plazo y las perspectivas siguen siendo positivas", agregó. 



El economista indicó que "la relación de tipo de cambio sigue siendo favorable" y puntualizó que "Brasil venía de un proceso de recesión de su moneda pero en estos días hubo una recuperación". 



Sica recomendó que "siempre hay que estar alerta y nunca uno esta inmune de los movimientos del mercado, pero esto no es como el 2008". 



El presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), Fabio Rozenblum, precisó sobre la coyuntura económica en Brasil: "No hemos conversado con el Gobierno sobre este tema. Cuando estamos mirando lo que está pasando del otro lado de la frontera el primer elemento que vemos es cómo está el tipo de cambio". 



Rozenblum evidenció que "lo que hoy está sosteniendo la actividad de las partes y los autos tiene que ver con cómo está la demandas de autos en Brasil". 



"La medida que tomó el gobierno brasileño, que fue bajar la tasa de interés para evitar que la crisis afecte a su mercado interno, busca evitar que se caiga la demanda, que viene muy fortalecida y va a llegar a los 3.700.000 de autos. Es un número muy importante, que tira de la producción argentina", concluyó.
Fuente: 
Agencia DyN