Sábado, 24 Septiembre, 2011 - 12:33

Opinión de nuestros lectores
Nobleza obliga

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Razones ajenas a mi voluntad me impidieron escribir durante toda la semana. Ello hizo que no me fuera posible saludar y felicitar al Gobernador Capitanich por su triunfo. Triunfo que, además, tiene el mérito de ser el producto de una elección sin fraudes, a diferencia de las anteriores.



Su victoria hubiera sido innecesariamente desmerecida, si hubiera ocurrido lo mismo que en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.



El pueblo ha elegido democráticamente a su gobierno y todos debemos acompañarlo con respònsabilidad.



Ojalá el Gobernador tenga la capacidad de aprovechar este inmenso apoyo mayoritario que le ha dado el pueblo, a través de las urnas, para transformarlo en desarrollo, en armonía, en respeto, en una mejor calidad de vida para todos. Ojalá el Gobernador electo cumpla con los compromisos asumidos durante su campaña y comprenda que la victoria no da derechos, genera obligaciones. Mucho más cuando la victoria es tan importante.



Ojalá aproveche esa mayoría propia que va a tener, para concretar un gobierno honesto, transparente, sin corrupciones de ningún tipo. Ojalá le sirva para establecer cambios que se prometen siempre y nunca se concretan, reformando verdaderamente la política, dándole contenidos éticos que ha ido perdiendo a lo largo del tiempo.



Todos debemos acompañarlo con responsabilidad, lo que de ninguna manera significa decirle a todo que si, de eso se ocupan los amanuenses que tanto daño le han causado en los últimos años a la Provincia. Acompañarlo con responsabilidad significa apoyar lo que consideramos bien y criticar, con la energía necesaria, lo que consideramos mal.



Un especial llamado de atención merece el Tribunal Electoral que repite un mecanismo usado por el Ministerio del Interior, no computando como válidos los votos en blanco. En este caso no afecta de manera importante ningún resultado, pero es indispensable que corrija los guarismos en su página. Los votos en blanco son votos válidos y deben ser computados como tales. No se deben seguir sentando precedentes equivocados. En las PASO sirvieron para manipular propagandísticamente informaciones y resultados.



También quiero dejar expresada mis felicitaciones al Senador Nikisch por los resultados que obtuviera. Casi un 31% en este contexto no es poca cosa. Han sido el producto de su esfuerzo y del esfuerzo de muchos militantes anónimos, así como el de muchas personas independientes que sienten que se puede recuperar un radicalismo que sea garantía de honestidad democrática y republicana. Un radicalismo que debe refortalecerse en sus principios, para convertirse en alternativa de poder, que tenga vocación de poder y que garantice la alternancia que toda democracia exige y necesita.



Debe saber el Senador Nikisch que hay circunstancias especiales, como las que le tocó encabezar, donde las derrotas tienen el mismo sabor que las victorias. Dejan en alto el sentido de no haber abandonado la lucha en defensa de los ideales y de los principios.



No es éste el momento de hacer cargos a nadie. Después de octubre vendrán los tiempos de plantear los cambios necesarios e indispensables dentro y fuera de la UCR.



Cada partido hará sus propios análisis y autocríticas. La UCR también hará las propias. Hace mucho tiempo se las debe, a si misma y a la ciudadanía toda.



(*) [email protected]