Viernes, 23 Septiembre, 2011 - 20:32

Se conoció la sentencia
Nena abusada en Avia Terai: condenaron a 22 años de prisión al violador

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Cámara del Crimen Nº 1 condenó este viernes, a 22 años de prisión al joven Avelino Ismael Lugo como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual agravado por el resultado del grave daño en la salud física y mental de la menor de 2 años que fue violada en la localidad de Avia Terai el 6 de junio de 2010.

Este viernes, en la Sala Unipersonal de la Cámara del Crimen Nº 1 a cargo del doctor Horacio Oliva y cuyo fiscal es el doctor Rodolfo Lineras se conoció la sentencia por el caso de la menor de dos años abusada sexualmente en la localidad de Avia Terai en junio del año pasado. 



El juez entendió que había quedado acreditado que “el imputado accedió carnalmente vía vaginal y anal a la menor de dos años” y que “ni remotamente pudo haber existido consentimiento”. Dijo el juez en su sentencia que “el imputado sabía que accedía a una niña de dos años de edad”. 



Por otro lado entendió que era aplicable también un agravante, relacionado con el daño físico y mental, sobre el particular el doctor Oliva consideró que estaba “más que demostrado, que el daño físico y mental existió, existe y seguramente va a existir”. En este punto rescató lo manifestado por el doctor González uno de los médicos que atendió a la pequeña, quien había confirmado que por “las secuelas de las lesiones que la niña padeció, seguramente presentará algún tipo de discapacidad para el futuro, por lo menos existe esa probabilidad”. 



Dejó claramente expuesto que la agravante solicitado por el señor Fiscal Rodolfo Lineras debía ser aplicada, es decir que se agravaba la pena del imputado de 8 a 20 años, si resultare un grave daño en la salud física o mental de la víctima, y “está más que demostrado que el daño físico y mental existió, existe y va a existir” y agregó que “el aspecto psíquico mental en muchos casos es mucho más grave si se quiere o de consecuencia mucho mas nefastas que los propios traumas que puede sufrir una persona abusada sexualmente”. 



Fue contundente al señalar el juez en sus fundamentos que no tenía dudas de que “las lesiones fueron de tipo gravísimas” y en función de esto también se procedió a ampliar la acusación originaria introduciéndose el artículo 41 quater y dijo Oliva que “la agravante debe aplicarse por cuanto el delito según lo dice expresamente el Código (cuando algunos de los delitos en este Código sea cometido con intervención de menores de 18 años de edad la escala penal correspondiente se incrementará en un tercio del mínimo y del máximo respecto de los mayores que hubieran participado en el hecho”.