Jueves, 22 Septiembre, 2011 - 07:15

Avanza la investigación
Parientes de Candela Rodríguez declaran ante el fiscal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Algunos familiares de Candela Rodríguez, la niña de 11 años asesinada en agosto pasado en el partido bonaerense de Hurlingham, declararán este jueves como testigos ante el fiscal de Morón que investiga el crimen.

Las diligencias están previstas para esta mañana, cuando los familiares de la niña, entre ellos una prima, comiencen a declarar ante el fiscal de Morón, Marcelo Tavolaro.



Ayer, la madre de la niña, Carola Labrador, fue aceptada por la Justicia como particular damnificada en la causa, mediante la representación del abogado Fernando Burlando.



El letrado aseguró que su clienta "está abatida, dolorida por lo que le sucedió y día a día va comprendiendo más lo que le sucedió. Es realmente increíble cómo uno la ve más deteriorada a medida que pasan las horas".



En tanto, en el marco de la causa, fuentes de la pesquisa informaron que los primeros cotejos de ADN realizados en el expediente dieron resultado negativo, en tanto los investigadores procuraban localizar a un décimo sospechoso mencionado ante la Justicia por uno de los detenidos.



Los mismos voceros precisaron que los resultados de los estudios genéticos que llegaron ayer a manos del fiscal eran "parciales" y que restaban realizar muchos más cotejos.



En principio, los análisis realizados corresponderían a los comparativos de ADN de los seis detenidos en la causa con muestras

obtenidas en tres allanamientos, uno de ellos en la casa del apresado Hugo Bermúdez, en Avellaneda 290, de Morón.



Las fuentes aclararon que aún no se realizaron, entre otros, los cotejos entre los apresados y el material levantado de la casa de Kiernan 992, donde se cree que Candela estuvo cautiva.



Sobre un nuevo sospechoso del crimen que está prófugo, algunas fuentes informaron que su nombre surgió de boca de uno de los actuales detenidos por el hecho, mientras que el abogado Burlando lo relativizó y dijo que es buscado en "otra causa".



Por el homicidio de Candela están detenidos el carpintero Ramón Altamirano; Gladys Cabrera, la dueña de la casa de Villa Tesei donde se halló el ADN de Candela; el uruguayo Bermúdez; el albañil Alberto Espínola; el fletero Guillermo López; y el verdulero Fabián Gómez.



Todos están acusados de ser "partícipes necesarios" del crimen, excepto Bermúdez, a quien el fiscal Tavolaro imputó como "autor material" del homicidio.



Además, los torneros Alfredo Monteros y su hijo del mismo nombre, y el fletero Gustavo Valenzuela fueron detenidos y luego liberados ya que se les imputa el delito de "encubrimiento agravado", que es excarcelable.



Candela desapareció el 22 de agosto pasado, cuando salió de su casa de Villa Tesei, partido de Hurlingham, y tras nueve días de búsqueda fue encontrada asesinada a 35 cuadras de su casa, en esa misma localidad de la zona oeste del conurbano.
Fuente: 
Telam.com