Martes, 20 Septiembre, 2011 - 06:50

Foco de fiebre aftosa en Paraguay
Cerraron fronteras a alimentos guaraníes

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En forma preventiva, se suspende el ingreso de productos importados de Paraguay que pudieran “vehiculizar el virus de la enfermedad”. Salta, Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones y Entre Ríos adelantan la campaña de vacunación. El gobierno de Asunción reconoció un foco de aftosa en el norte paraguayo.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dispuso ayer por la tarde el estado de alerta sanitario en todo el país luego de que el gobierno de Paraguay confirmara la detección de un foco de fiebre aftosa. De esta manera, el organismo que conduce Jorge Amaya suspendió, “en forma preventiva, el ingreso a la Argentina tanto como importación o tránsito a terceros países, de toda mercadería originaria del país vecino, que pueda vehiculizar el virus de la enfermedad”. Brasil y Uruguay tomaron medidas similares. Las exportaciones de carne son para Paraguay el segundo producto de importancia en el comercio exterior. Por esta crisis, perderían ingresos por 300 millones de dólares.



La medida de Senasa fue adoptada a través de la resolución 684. El organismo explicó que las medidas “tienen como objetivo salvaguardar la sanidad del rodeo nacional y las acciones han sido debidamente informadas y coordinadas con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, que conduce Julián Domínguez”.



Además del cierre de las fronteras para el ingreso de vacunos desde Paraguay, el organismo nacional dispuso adelantar para hoy el inicio del segundo período de vacunación antiaftosa en las provincias de Salta, Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones y Entre Ríos. Para tal fin, el Gobierno dispuso el refuerzo de la dotación de su personal profesional y técnico en los puestos de control y áreas fronterizas de riesgo, así como también la intensificación de los controles en las cargas comerciales de los productos autorizados a ingresar al país. También quedaron bajo una mayor restricción los objetos, cosas o mercaderías bajo la modalidad de tránsito vecinal fronterizo.



El episodio inicial se registró el pasado sábado y al día siguiente tuvo la primera confirmación de laboratorio. Fue en la localidad de Sargento Loma del distrito de San Pedro, 300 kilómetros al norte de Asunción, donde están declarados 819 bovinos. Además del cierre de sus exportaciones, el gobierno de Fernando Lugo ordenó la matanza de todas las cabezas de ganado de la zona afectada.



Paraguay es uno de los diez principales exportadores de carne vacuna y este incidente se produjo a poco de haber logrado en mayo la certificación de país libre de fiebre aftosa con vacunación, por la Organización Mundial de Epizootia (OIE). El stock ganadero del país es estimado en 13 millones de cabezas de vacunos (Argentina cuenta con 50 millones de ejemplares) en un total de 115.000 establecimientos. Según los primeros cálculos de los productores y frigoríficos, podrían producirse pérdidas de ventas por unos 300 millones de dólares.



Al igual que la Argentina, los gobiernos de Brasil y Uruguay adoptaron medidas preventivas en sus fronteras. “Por ser la meta del gobierno brasileño la erradicación de la fiebre aftosa en todo el continente, nos colocamos a disposición del Paraguay para ayudar en las medidas de erradicación inmediata del virus”, indicó un texto del gobierno de Dilma Rousseff.



Uruguay también avanzó en medidas preventivas, sumadas a la instalación de rodiluvios (sistema de desinfección por inmersión) en cuatro pasos de frontera. Durante el fin de semana, y antes de la confirmación por parte de Paraguay, el gobierno de José Mujica había dispuesto una serie de inspecciones en la frontera con la Argentina, bajo el supuesto de que ése sería un paso obligatorio del ganado paraguayo. Frente a esta medida, la Argentina había recomendado adoptar las mismas iniciativas en sus puestos fronterizos con el Uruguay. Finalmente, se produjo la declaración de emergencia por la aftosa en Paraguay y los países de la región comenzaron a actuar de manera coordinada.
Fuente: 
Página 12