Lunes, 19 Septiembre, 2011 - 19:58

El cruce entre la Presidente y Binner: él quiere diálogo, ella que la gente "decida con el voto"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Binner renovó en su discurso el pedido de diálogo "abierto y serio sobre los problemas del país" y reivindicó que desde su provincia el "federalismo es integrador". Por su parte, la presidenta  eludió una réplica directa pero acusó al gobernador de promover "debates inapropiados" y le recordó que es la sociedad la que decide "de la forma más cristalina que es a través de los votos"

A poco más de un mes de las elecciones nacionales, la presidenta Cristina Fernández y el gobernador santafesino Hermes Binner se cruzaron hoy durante un acto público donde ambos intentaron marcar sus diferencias políticas.



Con el trasfondo de la disputa electoral y con los ecos de su reciente denuncia por el "clientelismo" que, dijo, impulsa la Casa Rosada, Binner renovó en su discurso el pedido de diálogo "abierto y serio sobre los problemas del país" y reivindicó que desde su provincia el "federalismo es integrador".



Por su parte, la presidenta eludió una réplica directa pero acusó al gobernador de promover "debates inapropiados" y le recordó que es la sociedad la que decide "de la forma más cristalina que es a través de los votos" y que "el resto debemos ocuparnos de gobernar".



De todas maneras, no dejó pasar la oportunidad y en una indirecta respuesta a la acusación por la ausencia de federalismo, enfatizó que Santa Fe recibe el 40 por ciento de los fondos para parques industriales. "No se preocupe gobernador Binner que cuando tomamos decisiones no nos fijamos en el color político", le aclaró.



La mandataria visitó el territorio del socialista apenas unas horas antes de partir hacia Estados Unidos para participar de la Asamblea General de las Naciones Unidas.



El cruce entre la jefa del Estado y el gobernador y candidato presidencial del Frente Amplio Progresista se produjo durante el acto de inauguración de un Instituto de Biología Molecular en Rosario.



El santafesino aclaró al iniciar su discurso que "recibimos a la presidenta en la provincia de Santa Fe en la especial circunstancia de que estamos a pocos días de las elecciones presidenciales, en las que ambos somos candidatos".



"La recibimos como presidenta de todos los argentinos y no como la jefa de un partido o de una facción política, o como la representante del 50 por ciento del país", advirtió, quizás ofuscado porque mientras esperaba a la presidenta fue agredido por cánticos de jóvenes kirchneristas.



El hombre que aparece en la posición de poder ocupar un segundo lugar en las elecciones de octubre, profundizó las últimas semanas su rol opositor.



Para reforzar sus cuestionamientos a la política clientelística impulsada por la Casa Rosada, Binner denunció ayer vía twitter la aparición en su provincia de camiones de Gendarmería cargados con electrodomésticos para repartir antes de la llegada de Cristina Fernández. La ministra de Seguridad, Nilda Garré, salió de inmediato a negar una acción de ese tipo y descartó que la mercadería o los vehículos fueran de esa fuerza.

En el acto, Binner insistió a la jefa del Estado "en forma pública un diálogo abierto, constructivo, serio, sobre los principales problemas del país" y afirmó que "estamos dispuestos a discutir en la forma más abierta posible".

En este sentido, planteó "una respuesta conjunta a la crisis que nos acecha sin exclusiones" para "brindar una señal de que queremos avanzar en la dirección de un país de adversarios respetuosos y no de enemigos irreconciliables".

Planteó asimismo que Santa fe "es la provincia que más creció" y para mostrar diferencias con la política nacional resaltó que "nuestro federalismo es integrador".



El gobernador remarcó el gobierno nacional debe "convocar a todos no para diálogos bilaterales, sino nacionales, en el que estemos representados el 100 por cien de los argentinos".



"Nadie es la patria, la patria somos todos", concluyó.



Al iniciar su discurso, Cristina Fernández replicó: "En primer término, una aclaración: esta presidenta no va a instalar respuestas, porque creo que no he venido para eso a Rosario".



"Pobre y flaco favor le haría a la sociedad y a las instituciones de venir a instalar en lugares inapropiados debates que son para otros ámbitos y que seguramente la ciudadanía evalúa como lo hace siempre a través de la forma más cristalina y más clara, que es el voto en las elecciones; el resto debemos ocuparnos de gobernar", dijo la mandataria.



No es la primera vez que Cristina Fernández y Binner se cruzan durante actos públicos: el 20 de junio último, en ocasión de los festejos por el Día de la Bandera, el santafesino se quejó por twitter por el "uso partidario" que se le había dado a la ceremonia en el que él no pronunció ningún discurso.

Tiempo después, días antes de las primarias del 14 de agosto en otro acto realizado en territorio santafesino, el gobernador había reivindicado su gestión y la presidenta le replicó que esa provincia había crecido "por debajo de la media del país".



Antes que la jefa del Estado llegara a Rosario, unas 150 personas que la aguardaban insultaron a Binner y le dedicaron cánticos que lo trataban de "gorila" y "vende patria".



Incluso, según informó en su portal el diario La Capital de esa ciudad santafesina, cuando la presidenta llegó al aeropuerto "el canto se transformó en 'Se viene la JP' y tuvo la particularidad de ser dirigido por Guillermo Moreno, secretario de Comercio y Débora Giorgi, ministra de Industria".



Fuente: DyN