Lunes, 19 Septiembre, 2011 - 13:59

Caso García Belsunce: la fiscal acusó a Bártoli y absolvió a la masajista

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Fiscalía acusó esta mañana a Guillermo Bártoli de haber sabido que su cuñada María Marta García Belsunce había sido asesinada y le adjudicó haber "montado una puesta en escena ante la masajista y todos los que vinieron después".

En ese marco, la Fiscalía pidió la absolución de la masajista Beatriz Michelini, imputada de haber limpiado el baño donde mataron a la socióloga en octubre de 2002.



"Ella no podía darse cuenta de los orificios que tenía en la cabeza. Pero además ella dice que no entendía por qué Carlos Carrascosa 'le acariciaba el pelito' en vez de hacer algo. No lo hacían porque ya la habían llamado cuando ella no estaba", sostuvo la fiscal Laura Zyseskind.



Precisamente, la Fiscalía se basó en la llamada a Osde que se hizo a las 19.07 aquel 27 de octubre de 2002, en donde además de a Carrascosa se escucha en segundo plano a un hombre y a una mujer.

Con la mira en reclamar una pena de prisión efectiva por el delito de encubrimiento agravado para el cuñado, la Fiscalía sostuvo desde las 19.07 Bártoli "intentó ocultar el homicidio".

Pero, además, la Fiscalía apuntó hacia Irene Hurtig, esposa de Bártoli, hermana de María Marta y no imputada en este juicio pero para la que llegó a pedirse su detención como sospechosa del homicidio.



Según la acusación, Irene Hurtig estuvo en la casa de Carlos Carrascosa a las 19.16 antes de que llegara la masajista. Para la fiscalía, esto se prueba a través de un llamado que hizo un médico del country, Eduardo Zancolli, a la casa de Carrascosa luego de que la mujer fuera a buscarlo a su vivienda y no lo encontró.



La Fiscalía aseguró que la masajista Michelini llegó al country "El carmel" a las 18.58, pero recién fue autorizada a ingresar y llegó a la casa a las 19.24."Cuando llegó la masajista, después reaparecieron Bártoli e Irene sin vivenciar sorpresa alguna por lo ocurrido. Sin preguntar qué pasó", afirmó la fiscal Zyseskind, durante un extenso alegato asistido por un power point que muestra oficios, llamadas y declaraciones.



El Ministerio Público dio por acreditado que la voz masculina que se escuchaba en segundo plano hablando con una mujer era la de Bártoli, y le adjudicó dos frases claves: "Cerrá la puerta" y "Está muerta".



"Lo dijo Guillermo Bártoli a las 19.07. A partir de ahí quiso ocultar el homicidio. Evidentemente Bártoli tuvo intervención en mover el cuerpo porque Carlos Carrascosa estaba hablando por teléfono. Quería que su voz no se escuchara. Ahí el cuerpo pasó de la zona donde quedó la huella de sangre más grande, entre el bidet y el inodoro, hasta la bañadera", aseveró.



Incluso, la fiscal Zyseskind dijo que a María Marta la cambiaron de ropa dos veces: la que se sabe, que admitieron sus amigas para prepararla en el velatorio, pero también una anterior, antes de que llegara la masajista, para sacarle la ropa de entrecasa que se ponía y que fue hallada ensangrentada por las mucamas.



A las acusaciones contra Bártoli se agregó el hecho de gestionar el certificado de defunción sin que interviniera la policía para hacer creer que María Marta había sufrido un paro cardiorespiratorio.