Lunes, 19 Septiembre, 2011 - 11:44

Correo de nuestros lectores
Morir por amor

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Es muy triste lo que ocurrió en la ciudad de Corrientes, en que un joven se quitó la vida disparándose un tiro, frente a la casa de su ex novia. Fue un caso de los que llaman románticamente "morir por amor".Como los amantes de Verona, como los amantes de Teruel. Como Cleopatra y Marco Antonio.

Como Tristán e Isolda. Se sienten envueltos en ese sentimiento vivo que crece en el alma como una enredadera, ahogando a la razón. Es un dolor que quebraja el corazón, que desgarran las entrañas. Y ya nada parece tener sentido, porque esa persona que dejó de quererle se llevó todo y no hay mañana sin ella. Y con esa visión, creen que solo la muerte puede detener su tormento.



Porque el amor no es estático, se enriquece cada día, potenciándose y echando raíces en el alma.



Muchos creen que el amor es como los carritos chinos, en que uno tira del carro mientras el otro va cómodamente sentado atrás. No es así, el amor verdadero es tirar juntos del carro, a un mismo ritmo, cargando juntos los problemas y sorteando juntos los obstáculos. Porque en una pareja uno debe ser el apoyo del otro, para crecer juntos y evolucionar en la relación.



Pero ¿que pasa cuando el amor se enfría, cuando un día te das cuenta que "ya no te quieren" o que "ya no amas a la otra persona"? Entonces el amor se convierte en una carga, en un sufrimiento, y maldices el día que conociste a esa persona, y queres escaparte, o pensar en morirte para calmar el dolor. Y culpas al otro por no amarte como la amas.



Y quieres detener el tiempo y quieres olvidar y te sientes como un herido caminando en un desierto de sal.



Pero las relaciones de parejas son como los ciclos de la vida: nacen, crecen, maduran, envejecen y mueren. Ya que una relación "nace" cuando dos personas se conocen,"crece" a medida que se van profundizando la relación,"madura" cuando deciden formar una familia y "envejece" cuando la calma ha llegado a completar una vida plagada de éxitos y fracasos con la alegría de los hijos y los nietos, con las manos llenas de ricas experiencias, con la mirada detenida en la mirada del otro que se comprenden sin hablar, que se conocen más allá de los limites del entendimiento. Y se muere cuando el amor se termina o cuando la muerte los separa.



Pero cuando el amor es sano y franco no hay tormento en la relación, hay confianza. No hay celos hay libertad. No hay rencores hay complacencia. No hay imposiciones hay apoyo. No hay sufrimiento, porque cuando se sufre por amor ese amor es contaminante, segrega toxinas al corazón.



Los sentimientos son equivocados, porque hay telones que esconden los fantasmas del alma. No hay entrega, sino oportunidad. Porque el amor nunca se humilla, el amor se entrega. El amor no tiene dudas, el amor pisa firme. El amor no debe insistir en ser amado, porque el amor es desinterés. El amor no ruega, el amor dilapida el corazón.



Pero ¿como evitar no morir por amor? Es una pregunta difícil de responder, porque hay que estar en el corazón de quien lo sufre para poder comprenderlo. Pero pienso que no se puede exigir a nadie que te quiera. Porque no se puede tener a la otra persona atada a un sentimiento que no late en su interior. Ni esclavizada a una relación que no se soporta.



Quizás se idealizó el amor de tal modo que se creó una fantasía de su relación, un ser irreal del que creyó enamorarse. Una imagen dibujada sobre un anagrama que contrastaba con la realidad. Porque el amor es algo vivo, porque estás amando a alguien con sus defectos y con sus virtudes. Que no debes intentar cambiarlo.



Debes comprenderlo. Debes aceptarlo tal cual es. Sino estarías creando un espejismo en un páramo de indefiniciones que a la larga le llevará a chocar contra la cruel realidad.

Recuerda que el amor no debe ser egoísta y porque es un dar a manos llenas, sin limitaciones. Y no busques eclipsarte como persona para hacer feliz al otro, a costa de sacrificar tu propia felicidad, de concretar tus sueños, o de realizarte como persona.

No es bueno convertirse en un perro faldero de tu pareja para conformarla, para que permanezca a tu lado. Eso no es amor. Es una relación abusiva donde uno utiliza al otro engañosamente para quedarse a su lado siempre que se haga "su voluntad".



Porque a la larga el amor se muere por desamor y en esos casos tomar distancia y reflexionar es la génesis para asimilar el fracaso anterior como un compendio de enseñanzas .Y así, poder vivir la próxima relación liberado de viejas culpas, para no repetir errores.



Es verdad que el amor en toda sus manifestaciones nos mantiene vivos, pero muchos están solos porque su amor de muchos años ya no está, ha partido. Solo queda la memoria de su recuerdo, los años vividos, la vida compartida, las fotos que encuadran esos momentos felices, que no se olvidan. Les quedan sus palabras, sus concejos, las anécdotas, que fortalecen el diario vivir para soportar el duelo que se merece el corazón para alimentar de quietud al alma.



Vivir por amor es lo mas hermoso y enriquecedor del espíritu, porque es la música que enciende al corazón, es la compañía franca, es tener la contención justa, es saber aprender de los errores y decidir sobre la marcha lo que la vida nos depare. Es no perder la capacidad de asombro. Y es al final de cuentas saber amar y saber vivir plenamente, llevando como timón al corazón y como guía a la razón, sobre un mar de posibilidades. 



(*) [email protected]