Domingo, 18 Septiembre, 2011 - 23:14

Hubo municipios perdidos, retenidos y recuperados
De 1000 votos de diferencia en 2007 a 200.000 en 2011: los chaqueños "no se casan" con los candidatos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Capitanich ganó con contundencia y dio a la oposición un gélido baño de realidad. El invitado especial de la jornada electoral fue el corte de boleta, cuyas explicaciones serán materia de análisis en los próximos días. Los datos crudos, escrutadas más del 54% de las mesas, indican que la diferencia entre Capitanich y sus diputados fue de casi 4 puntos a su favor; al contrario, la distancia entre Nikisch y los suyos fue de casi 2, pero a favor de sus legisladores. Además del Gobierno provincial, el oficialismo está ganando 11 bancas contra 5 de la oposición.

“Alrededor del 77% de los municipios pertenece al Frente Chaco Merece Más: Bacileff está en Juan José Castelli festejando el triunfo”, dijo el reelecto gobernador para explicar la notoria ausencia de su compañero de fórmula, mientras celebraba en el Salón Obligado de Casa de Gobierno el triunfo junto al ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou, al del Interior, Florencio Randazzo, y al titular de la ANSES, Diego Bossio. Además estaban Eduardo Aguilar, ministro de Economía chaqueño y ya electo primer diputado por el Frente Chaco Merece Más, y el aún candidato a Intendente de Resistencia, Gustavo Martínez.



En su balance Capitanich reconoció el permanente acompañamiento de los funcionarios nacionales y “el trabajo incansable” de los militantes y funcionarios locales abocados a la campaña política. Todavía lejos de los datos que permitirán una lectura minuciosa del resultado (resta escrutar casi la mitad de las mesas) Capitanich se permitió añadir que la jornada cívica, histórica, tiene un solo protagonista: los chaqueños.



En cuanto a la posibilidad de que una tercera fuerza se instalara en el escenario con algún nivel de protagonismo, los guarismos indican que la elección estuvo profundamente polarizada y que aquellos que aspiraban a consolidar el espacio progresista que alguna vez ocupó el ARI, terminaron “mordiendo el polvo” del pelotón que, muchas veces desde lo testimonial, lucha por mantener vivo su mensaje aunque sin posibilidades reales de ocupar espacios de poder. Las coaliciones con las grandes fuerzas políticas de la provincia demuestran que al menos en esta etapa es más rentable ser aliado que sacar los pies del plato.



En este contexto, el corte de boleta fue un comensal determinante. Localidades como Las Breñas muestran que la adhesión a Jorge Capitanich del 57.98% no se trasladó a la candidata local Viviana Damilano, que con el 46.50% perdió 11 puntos que le dieron el triunfo a la Alianza Frente de Todos.



En otros casos, sin embargo, el mecanismo de cortar boleta parece a priori menos determinante: en Campo Largo el hermano del gobernador, Daniel Capitanich, se impuso ante Fariello, que venía de 12 años de gobierno ininterrumpido, por 53 a 43.



En Villa Ángela, la fórmula oficialista Peppo-Simonofky obtuvo el 69.47% de los votos, contra el magro 17,63% del tándem Narduzzi-Fernández, lo que lo llevará a quedarse con 7 concejales contra 2.