Lunes, 19 Septiembre, 2011 - 07:15

Día clave en el caso Candela: se conocerán las pruebas de ADN de los siete imputados

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Esperan para este lunes los resultados de los exámenes genéticos, análisis de voz, de llamadas y de imágenes de video de los celulares que fueron secuestrados en los distintos allanamientos en el marco del secuestro y posterior crimen de la nena de 11 años.

El trabajo es supervisado por el propio fiscal a cargo de la investigación, Marcelo Tavolaro, que junto a su equipo analiza las pruebas en el edificio de la calle Colón 200, de Morón.



Por su parte, la abogada María Florencia Srur, que acompaña en la defensa a Nélida Pistán y Néstor Altamirano dijo que "la tarea de las desgrabaciones de todos los teléfonos celulares va a llevar todo el día, pero estimamos que va tener buenos resultados para la causa".



A la vez agregó, "el trabajo se desarrolla con un sistema utilizado por el FBI -que se enchufa a la energía eléctrica y automáticamente baja toda la información de los teléfonos- hasta los supuestos mensajes, fotos y correo electrónico eliminados".



El caso Candela tiene a 9 personas procesadas y seis detenidos entre los que están Gladis Cabrera, la dueña de la casa de Kiernan 992, la sospecha de los investigadores sobre ella es, porque se comprobó que en su casa estuvo Candela, tras el hallazgo de ADN de la nena.



El otro de los detenidos es el carpintero, Ramón Néstor Altamirano, el hombre encargado de darle de comer al perro de Kiernan cuando los dueños no estaban en la casa, un testigo de identidad reservada lo señaló como que él junto a su mujer y un sobrino secuestraron a la nena.



Luego, cayó preso Hugo Bermúdez, el más complicado de todos por estar acusado de ser el autor material del homicidio.



También está Fabián Espíndola, que hace trabajos de albañil y fue preso tras un procedimiento en una casa de William Morris, también acusado como partícipe necesario y señalado por el testigo reservado.



También están Fabián Gabriel Gómez, el verdulero detenido en Hurlingam, y Guillermo López, trabaja como fletero, ambos acusados como partícipe necesario en el crimen de Candela.



La causa, sin embargo, espera para el próximo lunes avanzar con los resultados de los exámenes de ADN que se hicieron el martes pasado sobre siete de las nueve personas que tiene la causa como presuntos involucrados.



Se estima que también se le harán esos exámenes a Gómez y López, los últimos detenidos.



El cadáver de Candela Sol Rodríguez apareció dentro de una bolsa negra en un descampado a la vera de la Autopista del Oeste, a unas 35 cuadras de la casa, lugar de donde había desaparecido la tarde del feriado 22 de agosto.
Fuente: 
Infobae